Al tercer trimestre del 2016 Petróleos Mexicanos (Pemex) redujo 26.7% a 250,864 millones de pesos su pérdida integral, gracias a que sus costos, gastos así como el pago de impuestos cayeron más que los ingresos de la estatal, que se han visto golpeados por una menor cotización del petróleo crudo y una baja en la producción.

En los primeros nueve meses del año los ingresos de la empresa fueron 755,696 millones de pesos, con lo que se redujeron 16% en comparación con el mismo periodo del año anterior, derivado principalmente de que el precio de la mezcla mexicana de importación promedió durante el periodo 36 dólares por barril, el precio más bajo al menos en los últimos seis años.

En tanto, la carga impositiva de la empresa fue de 220,522 millones de pesos, un decremento de 26% en comparación con el monto erogado en el mismo periodo del año anterior, en tanto lo tributado representó 29% de los ingresos de la petrolera, cuatro puntos porcentuales menos de lo observado al tercer trimestre del 2015.

Pero, al sumarse los costos de ventas y de administración, además de los gastos por compromisos financieros de deuda adquirida que en el acumulado de enero a septiembre sumaron 210,841 millones de pesos, llevaron a que la estatal concluyera con esta pérdida neta, la cuarta consecutiva para los primeros tres trimestres del año en los últimos ejercicios.

Con ello, Pemex perdió 308% más que lo que registró hace 10 años y 63% más que lo que perdió al arranque de esta administración, en el 2013, cuando su pérdida neta al cierre del tercer trimestre ascendió a 161,000 millones de pesos.

En tanto, los ingresos de la empresa son los menores de la última década, ya que son 28% inferiores a los que obtuvo hace 10 años, y 53% inferiores a los que obtuvo en el primer año de esta administración. En tanto, los impuestos erogados son 62% inferiores a los que tenía hace 10 años y 74% menores a los del primer año de esta administración, reducción que no ha podido contener las pérdidas de la empresa.

En lo que respecta al tercer trimestre del año, los ingresos de Pemex bajaron 12.4% a 275,000 millones de pesos, mientras que sus costos y gastos financieros se redujeron apenas 2.4% a 262,500 millones. Dado que el pago de impuestos y derechos también fue 12.2% menor, al erogarse poco más de 87,400 millones de pesos, la pérdida integral del trimestre se redujo 29.6% a 113,840 millones de pesos.

Recientemente la calificadora Fitch Ratings alertó que Pemex enfrentará en el mediano plazo una insolvencia derivada de su carga fiscal elevada, ya que a diferencia de otros gobiernos emergentes con paraestatales petroleras, como el de Brasil y Colombia, México mantuvo las obligaciones tributarias y de pago de dividendos para la empresa, mismas que la han orillado a endeudarse a 100% y con ello tener elevados costos financieros en cada ejercicio, en una maniobra de fondeo ineficiente , según la calificadora.

[email protected]