Obtener un financiamiento puede traer grandes ventajas para una empresa si se utilizan los recursos de manera correcta, como fue el caso de Paycheck, una compañía dedicada al outsourcing de personal.

Necesitábamos el financiamiento porque nuestros clientes en ocasiones nos pagan a plazos de entre 30 y 60 días, lo que nos ocasionaba retrasos en el pago de la nómina, y de impuestos , explicó Gabriel Méndez, gerente general de la empresa, en su participación en el Foro Financiamiento para Empresas.

Una vez que la firma de tercerización identificó las necesidades económicas del negocio, no le fue difícil ser sujeto de crédito pues al tener sus papeles en orden se hizo acreedora a un crédito revolvente con el banco HSBC, el cual utiliza mensualmente para pagar a tiempo su nómina.

Durante el proceso de obtención del crédito, además de nuestro buen historial crediticio, las referencias comerciales que presentamos y tener nuestros papeles en orden, fue importante la orientación que recibimos de parte de los ejecutivos del banco, quienes nos ayudaron a decidir qué tipo de crédito se ajustaba más a nuestras necesidades , comentó Méndez.

La obtención de dicho crédito también le permitió a la empresa ampliar su cartera de clientes sin tener que descuidar a los que ya tenían.

Nos dimos cuenta de que mientras mejor manejemos el crédito, más se van ampliando nuestros fondos, lo que nos permitió estar tranquilos respecto de los pagos y enfocarnos en brindar un mejor servicio a los clientes .

Finalmente Gabriel aconsejó a los empresarios que una vez obtenido un crédito no desvíen los fondos a tareas diferentes para las que inicialmente lo solicitaron, como el pago de deudas personales.

[email protected]