El Juez Central de Instrucción 1 de la Audiencia Nacional de España decretó la libertad bajo fianza a Alonso Ancira Elizondo, dueño de Altos Hornos de México (AHMSA) y le fijó una fianza de un millón de euros.

De acuerdo con reportes, el empresario mexicano deberá comparecer cada dos días "ante el juzgado o tribunal que conozca de la causa o en el domicilio que fije", además de que tiene prohibido salir de España.

Por ello, a Ancira Elizondo le fueron retirados sus pasaportes, de México y Estados Unidos, y se le facilitó un teléfono celular para que pueda ser localizado.

El único efecto de la libertad otorgada consiste en que Ancira podrá seguir el procedimiento en libertad en tanto cumpla con todos los requisitos establecidos. El procedimiento de extradición continuará su curso normal.

El empresario mexicano, a quien se le acusa de lavado de dinero, consiguió la libertad bajo fianza tras haber sido detenido por la Interpol en el aeropuerto de Palma de Mallorca.

Ancira fue detenido el 28 de mayo el aeropuerto de Palma de Mallorca cuando pretendía abandonar España.

Por el mismo caso, que fue investigado por la secretaría de la Función Pública y denunciado por la fiscalía general de México, fue librada una orden de detención contra Emilio Lozoya, quien fue director de Pemex, cercano colaborador del expresidente Enrique Peña Nieto (2012-2018) y es señalado de autorizar la compra de la planta.

Según la prensa mexicana, Lozoya habría autorizado la compra a un precio millonario, superior al real, de los activos de una planta de fertilizantes que tenía años sin operar y era propiedad de Altos Hornos, una de las mayores empresas siderúrgicas de México.

Lozoya, a quien se le congelaron sus cuentas bancarias, se amparó contra su detención, pero a mitad de junio un juez anuló dicho recurso jurídico.

El exdirector de la endeudada Pemex ha anunciado que no se presentará a declarar para no ser detenido y asegura que sufre una "persecución política".

Lozoya renunció a la dirección de Pemex, la mayor empresa pública de México y sumida en severos problemas financieros, en medio de señalamientos de que habría recibido sobornos millonarios de la firma brasileña Odebrecht, los cuales habrían sido destinados a la campaña que llevó a Peña Nieto a la presidencia. El exfuncionario también negó estos señalamientos.

(Con información de AFP)