Los turistas que viajan a Mazatlán procedentes del sur y oriente del país, a través de las autopistas de Guadalajara y Durango, ahorrarán 30 minutos de viaje sin pasar por la ciudad, llegando directamente a la zona hotelera, Zona Dorada, Marina Mazatlán y Nuevo Mazatlán.

La que hasta ahora es la mayor obra de infraestructura vial dentro de los límites de la ciudad fue realizada por el consorcio Ideal del Grupo Carso de Carlos Slim, el cual invirtió 2,400 millones de pesos.

La empresa dio a conocer que se tienen proyectadas dos obras adicionales, siendo la más importante la que conectará directamente el Aeropuerto Internacional de Mazatlán con la zona turística.

El secretario de Turismo del estado, Frank Córdova, dijo que esta conexión carretera será de gran beneficio para los visitantes procedentes del Occidente y El Bajío, así como de Durango, Coahuila, Chihuahua, Zacatecas y Nuevo León, de donde el turismo creció 3.0 por ciento desde la apertura hace un año de la autopista Mazatlán-Durango.

Las inversiones en grandes obras que promueven la llegada de un mayor número de turistas se están llevando a cabo a la par de un importante plan de mejora continua en Mazatlán en materia de urbanización, señalización, servicios turísticos, atractivos y capacitación de los servidores turísticos , dijo Córdova.