Moderna Inc. podría tardar meses en empezar a distribuir una vacuna contra el Covid-19 que funcione específicamente contra la variante Ómicron, declaró el lunes su director ejecutivo, Stéphane Bancel, a la cadena CNBC.

La variante Ómicron conlleva un riesgo muy alto de repunte en el mundo, advirtió la OMS el lunes, mientras más países reportaban casos.

Bancel dijo en una entrevista con CNBC que actualmente se desconoce la eficacia de las vacunas para el Covid-19 contra esta variante, y que debería haber más claridad en unas dos semanas.

Moderna dijo el viernes que estaba trabajando para avanzar en un candidato de refuerzo adaptado a la nueva variante y ha estado probando una dosis más alta de su refuerzo existente y estudia otros candidatos de refuerzo diseñados para proteger contra múltiples cepas de la enfermedad.