Finalmente, después de semanas de negociaciones, se firmaría el acuerdo entre el Ministerio de Obras Públicas (MOP) y la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC) que permitirá relicitar el aeropuerto de Santiago.

Según entendidos, se habría alcanzado el acuerdo, que se materializará en el mandato que debe entregar la DGAC a la Coordinación de Concesiones para que proceda con el concurso público, lo que ocurriría durante esta jornada.

Con ello, durante esta misma semana ingresarían las Bases de Licitación a la Contraloría para que sean revisadas por el organismo. Se estima que en un plazo de un mes éstas podrían estar aprobadas, por lo que el llamado a licitación se realizaría antes de que termine el primer trimestre.

?NUEVO ESQUEMA?

Según cercanos a las negociaciones, la DGAC se habría allanado -luego de una serie de reuniones lideradas por el coordinador de Concesiones, Carlos Plass y donde también participó la Dirección de Presupuesto- a aceptar el modelo de negocios de la concesión que propone el MOP, con pequeñas variaciones.

En el nuevo esquema, replicando a los aeropuertos internacionales, el operador del terminal recolectará todos los ingresos, incluida la tasa de embarque. En este punto estaba en desacuerdo la DGAC, organismo que hasta ahora se quedaba con dichos cobros.

Según las nuevas bases de licitación, quien pida quedarse con el menor porcentaje de ingreso se adjudicará el terminal, traspasando el resto al Fisco. Esto, dicen cercanos al gobierno, fue un punto que no varió ni estuvo en discusión en las conversaciones.

Contenido de la Red Iberoamericana de Prensa Económica

erp/ apr