Las exportaciones mexicanas de productos a Estados Unidos sumaron 32,095 millones de dólares en mayo, un alza interanual de 9%, informó el Departamento de Comercio estadounidense.

Ese dinamismo fue mayor frente a los otros dos mayores proveedores de Estados Unidos: las ventas de Canadá escalaron 3.8%, mientras que las de China descendieron 10.7 por ciento.

En las posiciones cuarta y quinta, otros proveedores presentaron crecimientos a tasas anuales, pero también menores: Alemania exportó mercancías por 10,083 millones de dólares, un avance de 1.7%, y Japón embarcó productos por 11,661 millones de dólares, un incremento de 2.9 por ciento.

Todos estos resultados se dieron en contextos cambiantes y diferenciados para cada uno de los principales abastecedores de productos en el mercado estadounidense.

Mientras México y Canadá cerraron las negociaciones de su nuevo Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos (T-MEC) y están a la espera de su posible ratificación, China continúa en una guerra comercial con Estados Unidos.

A la vez, Japón y Alemania (en conjunto con los demás miembros de la Unión Europea) negocian por separado acuerdos con Estados Unidos respecto a los aranceles que el presidente Donald Trump intenta poner a las importaciones de automóviles y autopartes.

En cuanto a China, las aduanas estadounidenses han aumentado los aranceles en 25% sobre aproximadamente 250,000 millones de dólares de importaciones desde ese país asiático y Trump ha propuesto un aumento de 25% en los aranceles de los aproximadamente 300,000 millones de dólares restantes (con algunas excepciones).

En el 2018, China se ubicó como el mayor exportador de mercancías del mundo, con ventas por 2.5 billones de dólares, de las cuales 19.2% se dirigió a Estados Unidos.

Por su parte, las exportaciones de México y Canadá al mundo, por 451,000 millones y 450,000 millones de dólares, respectivamente, tienen una mayor dependencia del mercado estadounidense, al que destinan en ese mismo orden 76.5 y 75.1% de sus flujos.

Trump propuso un arancel adicional de 5 a 25% sobre todas las importaciones de México (ahora suspendidas indefinidamente).

Además, declaró que las importaciones de vehículos motorizados de Estados Unidos representan una amenaza a la seguridad nacional, en particular las originarias de la Unión Europea y Japón, y ello le otorga la autoridad para imponer aumentos arancelarios a dichas importaciones.

En total, las acciones de Trump podrían afectar a más de 1 billón de dólares en importaciones estadounidenses, o 40% del total anual.

Las importaciones de productos de Estados Unidos sumaron en mayo 222,752 millones de dólares, un alza de 2% interanual.

En forma acumulada, de enero a mayo, las ventas foráneas estadounidenses totalizaron 1 billón 36,987 millones de dólares, lo que representa un aumento de 0.8 por ciento.

También considerando su comercio con todo el mundo, el déficit de Estados Unidos se profundizó en 8.4% a 55,500 millones de dólares.

El dato de abril se revisó al alza, a 51,200 millones de dólares, desde la cifra reportada previamente de 50,800 millones.

Particularmente, el déficit comercial de productos con China se ensanchó 12.2%, a 30,200 millones de dólares; en tanto que las importaciones se incrementaron 12.8 por ciento.

[email protected]