El gobierno de México espera una llegada acelerada de inversiones a su país para fortalecer las cadenas de suministro con Estados Unidos, afirmó Marcelo Ebrard, secretario de Relaciones Exteriores.

El funcionario dijo que esto fue esencialmente el mayor resultado del Diálogo Económico de Alto Nivel entre México y Estados Unidos (DEAN) celebrado este jueves en Washington, DC.

“Vamos a una competencia cada vez mayor a nivel global; Estados Unidos definió cuatro áreas estratégicas prioritarias, México va a participar en ellas por voluntad propia, por propuesta de México, y vamos a tener un crecimiento acelerado de la inversión en nuestro país”, comentó.

Las discusiones del DEAN se centraron en cuatro pilares:

  • Reconstruir juntos.
  • Promover el desarrollo económico, social y sustentable en el sur de México y Centroamérica.
  • Asegurar las herramientas para la prosperidad futura.
  • Invertir en nuestro pueblo.

“Y no es seguir conversando, tiene un plan de trabajo, tiene fechas para entregar, en la próxima reunión (del DEAN), dentro de tres meses, tiene que haber resultados en cada cosa de la que se habló: semiconductores, electromovilidad, etcétera”, dijo Ebrard en una rueda de prensa en Washington.

Antes, ahí mismo, el embajador de México en Estados Unidos, Esteban Moctezuma, destacó que se haya reinstalado el DEAN, suspendido desde 2016.

“No solo iniciamos hoy lo que podríamos llamar la restauración de un Diálogo Económico de Alto Nivel, sino la instalación también de un sistema de seguimiento  de los resultados del mismo”, dijo Moctezuma. “Vemos en los dos gobiernos una intención muy clara de trabajar juntos, de construir juntos y de estar siempre pensando de lo que le conviene a las dos naciones”.

Por su parte, también participante en la rueda de prensa, la secretaria de Economía, Tatiana Clouthier, informó que se espera la construcción de un nuevo puente fronterizo, el Laredo 4.5, para lo cual se requiere del permiso del presidente estadounidense Joe Biden.

Clouthier refirió que previamente conversó con la secretaria de Comercio, Gina Raimondo, sobre la coproducción de chips semiconductores en México y Estados Unidos, un asunto en el que se ha invitado a empresas a participar en la definición de los componentes que podrán producirse en cada país.

Nosotros estaríamos entrando en lo que viene siendo empaquetado, o esa fue una de las propuestas que pusimos en la mesa”, dijo.

Ya desde antes, el gobierno mexicano ha conversado con su contraparte estadounidense sobre la producción en México de “una parte importante” de los semiconductores y software en esa misma industria.

“Asimismo, (se espera) poder invertir en infraestructura y tecnología para que la facilitación comercial se dé a un paso más acelerado”, confió Clouthier.

Otro tema que planteó México fue impulsar más los flujos de mexicanos que estudian en Estados Unidos, donde hay una participación de unos 15,000 de ellos, mientras que, comparativamente, asisten unos 360,000 chinos a universidades y otras instituciones educativas estadounidenses.

roberto.morales@eleconomista.mx