Durante el 2016, México buscará encabezar los trabajos de un conjunto de países para contrarrestar las importaciones desleales de acero chino, dijo el secretario de Economía, Ildefonso Guajardo.

En el marco de la LXVIII Asamblea General Ordinaria de la Cámara de la Industria del Hierro y el Acero (Canacero), el titular de Economía afirmó que México ha ido tomado medidas y en este año avanzaremos más, con una serie de consultas para hacer frente a un fenómeno global, no debemos pretender que única y exclusivamente con las medidas nacionales impulsemos una solución aislada .

Detalló que México estará en la reunión de Bruselas, el próximo 18 de abril, liderando el posicionamiento de América del Norte para enfrentar un tema que tiene consecuencias globales; entonces Unión Europea y América del Norte estarán evaluando la situación actual de los mercados, para poder delinear la necesidad de políticas públicas integrales .

Cabe destacar que el pasado lunes la Secretaría de Economía refrendó la imposición de un arancel de 15% a la importación de diversos productos de acero contemplados en 97 fracciones arancelarias, tales como planchón, placa en hoja o rollo, lámina rolada en frío o caliente, alambrón y flejes (cintas laminadas para embalajes), todos de diferente espesor y que tendrán una vigencia de seis meses.

No obstante, el titular de Economía declaró ante acereros que se está analizando la posibilidad de ampliar las fracciones arancelarias comprendidas en el decreto, (las cuales) están en proceso de análisis .

Al respecto, el presidente de la Canacero, Guillermo Vogel, expuso que las acciones que se han tomado por parte de la autoridad significan un avance; no obstante, dijo, lo importante sería que se aplicara el arancel a todos los productos, aun cuando se mantenga el mismo porcentaje.

México, con buena demanda

Al presentar el panorama de la industria, Vogel dijo que el consumo aparente de la región de Norteamérica cayó más de 8% en el 2015, en particular por la importante caída en Estados Unidos (10.6%) y en Canadá (13 por ciento). En México, el consumo aparente de la aleación creció 6.6 por ciento.

Podemos concluir que México no tiene un problema de demanda, incluso desde el 2015 forma parte de los 10 países del mundo con mayor demanda de acero. La mala noticia es que a pesar del crecimiento, su consumo de acero fue absorbido por las importaciones, que aumentaron en el mismo periodo en 10.2%, para llegar las importaciones a representar 47.3% del consumo aparente nacional. Por otro lado, las exportaciones han caído 1.5 millones de toneladas en el 2015, al vernos desplazados por ventas desleales .

Aun cuando México no ha cerrado plantas como ha sucedido en la Unión Europea, sí enfrenta dificultades y ha tenido que disminuir su capacidad de producción aplicando paros técnicos.

pmartinez@eleconomista.com.mx