México será en el 2018 la sede del llamado Davos de la creatividad y los negocios: C2, el encuentro más importante a nivel mundial que vincula a los sectores privado, gubernamental y a la sociedad civil. El patrocinador principal es el canadiense Cirque du Soleil. La riqueza de la cultura, gastronomía y sus atractivos turísticos fueron factores fundamentales para elegir el país, explicó su presidente, Richard St-Pierre.

Luego de seis ediciones en Montreal, Canadá, donde inició, se buscó el lugar idóneo para iniciar su expansión en Latinoamérica, compartir una nueva forma de ver los negocios e involucrar grandes empresas globales con pymes locales. Argentina y Brasil fueron los otros finalistas en el proceso de selección.“Los resultados de C2 son evidentes. Como resultado de nuestra edición de mayo, donde participaron 6,000 personas y empresas como Google, Intel o Microsoft, se generó un volumen de 200 millones de dólares de negocios para firmas locales e internacionales. Queremos hacer extensivo este beneficio a México”, comentó en entrevista.

Los encuentros de C2 (comercio-negocio y creatividad) duran tres días de total inmersión. Hay conciertos, espectáculos, networking y conferencias en sitios poco comunes: en columpios a más de 5 metros de altura o en botes por un pequeño lago. Las actividades convencionales están prohibidas. Se busca crear otra manera de hacer negocios, en donde la sustentabilidad, la responsabilidad social y la tecnología son prioridad.“Pretendemos que México brille al ser la sede del encuentro”, considera St-Pierre. Aunque todavía no están definidos sede, costo o fecha (probablemente a finales de octubre), un elemento adicional para cumplir esa meta es que la Ciudad de México fue elegida como la Capital mundial del diseño en el 2018, por parte de la Organización Mundial del Diseño.

¿Cómo inició C2 Montreal?

En el 2009, Canadá y otros países pasábamos por una crisis económica. Pensábamos que una manera de salir de esa situación era hacer que la creatividad y el mundo de los negocios se encontraran. Ese asunto lo platicamos en una cena con el presidente del Cirque du Soleil, Daniel Lamarre, quien se interesó y ayudó para hacer que también la sociedad civil se involucrara.

¿En qué momento se optó por México?

En nuestra edición de mayo estuvo presente una muy activa delegación de mexicanos, entre ellos de la empresa Alchemia y del Laboratorio para la Ciudad de México, creado por Gabriella Gómez-Mont. Nosotros estábamos pensando en la región, pero ese grupo, el ADN de México y su cultura fueron un factor relevante. Queremos que México use el encuentro para exponerse a nivel mundial.

[email protected]