El gobierno de México informó este sábado que investigará las denuncias de violaciones a los derechos de los trabajadores de una fábrica de autopartes del norte del país, luego de que Estados Unidos presentara una queja bajo los términos del remozado acuerdo comercial de América del Norte.

Las secretarías de Economía y del Trabajo informaron que aceptaron la solicitud estadounidense de hacer una revisión de la empresa Tridonex en Matamoros para determinar si a los trabajadores les fue negado su derecho a la libertad de asociación y negociación colectiva.

Las autoridades mexicanas tienen hasta el 24 de julio para presentar sus hallazgos a sus homólogos estadounidenses, agrega el comunicado.

El reclamo fue presentado bajo el "Mecanismo Laboral de Respuesta Rápida" del Tratado entre México, Estados Unidos, y Canadá (T-MEC), que permite la revisión de problemas laborales específicos y podría resultar, en un caso extremo, en restricciones a la importación de productos de la planta.

Cardone Industries, la empresa matriz de Tridonex con sede en Filadelfia, ha dicho que las acusaciones son inexactas, pero que cooperará con el proceso de revisión.