Comband S.A de C.V., subsidiaria del grupo MVS Comunicaciones, consiguió la renovación de su concesión de espectro para explotar otros veinte años, hasta el año 2040, un canal de televisión de paga con cobertura en la Ciudad de México y su área metropolitana.

La prórroga, validada por el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), es para la prestación del servicio de audio y video restringidos, por lo que no está claro todavía si MVS, a través de Comband, desistió de migrar ese canal hacia la televisión abierta de la capital, después de que un mandato judicial se lo permitiera desde octubre de 2018 y luego que el regulador le impusiera una primera contraprestación de 61 millones de pesos para operar en esa modalidad hasta noviembre de 2020 y posteriormente, alrededor de otros 425 millones de pesos para la nueva concesión de veinte años.

También, porque ese grupo ya opera el canal abierto MVS-TV desde la señal multiplexada 6.4 digital, propiedad del grupo Multimedios que da cobertura a la capital y otros 17 municipios del Estado de México.

La concesión de Comband había vencido el 17 de noviembre de 2020 y un mes después, el 16 de diciembre, el IFT aprobó por unanimidad de su pleno de comisionados con dar continuidad a esa concesión, de acuerdo con su resolución P/IFT/161220/601.

El 11 de octubre de 2018, la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) estableció que MVS Comunicaciones sí puede transmitir en la televisión abierta de la Ciudad de México con el canal de paga 52Mx, esto luego de una interpretación del artículo 158 de la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión (LFTR) y de otros seis artículos de la Constitución que la Segunda Sala de la Suprema Corte hizo el 3 de octubre de ese mismo año para resolver el amparo en revisión con expediente 2. A.R. 561/2018.

Desde entonces, MVS Comunicaciones tiene la oportunidad entrar al mercado más importante de la televisión en México, el que se lleva un tercio de la audiencia y publicidad, para competir a las cadenas nacionales de Televisa, Imagen TV, TV Azteca y al recién llegado Multimedios Televisión y La Octava del empresario Francisco Aguirre.

Inclusive, la decisión de la Suprema Corte puso entonces a MVS Comunicaciones y al Canal 52Mx en la ruta de poder multiplexar su espectro radioeléctrico en sub-canales digitales para rentarlo a terceros, si así fuera el interés comercial de esa empresa, cuando la señal ya esté en el abierto y cuando todas esas posibilidades las tuvo lejanas ante la negativa del IFT en 2014 de habilitar en el título de concesión del 52Mx las transmisiones para televisión abierta, el motivo por el que MVS recurrió a los tribunales especializados y luego a la SCJN para combatir esa decisión del regulador.

Al arranque del 2019, el IFT definió que Comband S.A de C.V. debía pagar una contraprestación de 61 millones 385,779 pesos y aceptar una serie de condiciones que van de los plazos legales de cumplimiento a cambios en sus estatutos sociales, para iniciar transmisiones de televisión abierta en la Ciudad de México y 17 municipios mexiquenses a través de un canal propio de TV digital.

MVS Comunicaciones comentó en esos días que Comband analizaría la notificación del IFT que autoriza la prestación adicional del servicio de televisión abierta al de televisión restringida a esa empresa en las 16 alcaldías de la CDMX y 17 municipios del Estado de México, sumando una población total de 13 millones 558,863 habitantes como mercado potencial para el nuevo canal de MVS.

Sin embargo, el monto de las contraprestaciones futuras por explotar la señal en televisión abierta hizo que esa posibilidad entrara en un escenario de indefinición hasta la fecha.

kg