El Grupo Latam Airlines aumentó su apuesta en el único segmento de negocios que funciona sin trabas en la industria aérea: la carga. La aerolínea de la familia Cueto anunció que transformará hasta ocho aviones Boeing 767-300ER de su actual flota en cargueros, en los próximos tres años. Con este plan busca expandir sus alternativas de servicio y aprovechar las sinergias de operar un equipo más homogéneo, que actualmente es de 11 unidades.

El crecimiento se realizará en dos etapas y de manera gradual. La primera fase se basa en cuatro órdenes confirmadas con Boeing 767-300BCF (Boeing Converted Freighter) para conversiones entre 2021 y 2022. La segunda fase, en cambio, corresponde a otras cuatro aeronaves entre 2022 y 2023 con los cuales los operadores totalizarían una flota de 19 cargueros Boeing 767-300ER.

"No obstante la profunda crisis que la pandemia impuso sobre la industria, el grupo mantiene su compromiso de apoyar a los exportadores e importadores de la región con más y mejores opciones para llevar sus productos a destino. Es por ello, que se ha acelerado el plan de crecimiento con la conversión de hasta ocho Boeing 767-300ERs en los próximos 30 meses. Esta inversión, sumada a las significativas eficiencias logradas dentro del Capítulo 11, apoyan nuestra aspiración de ser la mejor alternativa para los clientes de carga", comentó el CEO del Grupo Latam, Roberto Alvo.

Desde la filial especializada en este negocio, Andrés Bianchi, CEO de Latam Cargo, también destacó las ventajas de la flota homogénea de B767-300. "La combinación de las operaciones de pasajeros del grupo la aerolínea con entre 15 y 19 aeronaves cargueras Boeing 767-300ER fortalece la propuesta de valor del grupo para sus clientes de carga”.

Las conversiones adicionales les permitirán a las filiales del grupo expandir su red en mercados claves como las exportaciones de flor de Colombia o las importaciones a Brasil, así como en mercados domésticos donde el crecimiento del e-commerce genera mayores volúmenes de carga aérea.

Durante 2020, Latam Cargo incrementó su desempeño por el abastecimiento de los países en que opera, especialmente de las zonas extremas y de difícil acceso de Brasil, Chile, Colombia, Ecuador y Perú, así como también resguardó su oferta a los sectores exportadores e importadores de Sudamérica. Esto significó que incrementó sus frecuencias en más de un 40% en mercados que así lo requirieron. Para aumentar su volumen en el negocio de carga se utilizó la modalidad seat container (utilizar los asientos de pasajeros de los aviones para movilizar equipos).