Los cálculos realizados por Servicio de Administración Tributaria (SAT) a las empresas para el cobro del del Impuesto Sobre la Renta (ISR) son “incorrectos”, por tasarse con base en los ingresos brutos y no sobre las utilidades, como lo estipula el Código Fiscal de la Federación, afirmó el presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), José Medina Mora.

“La ley es muy clara, pues establece que el cobro del Impuesto Sobre la Renta debe hacerse sobre las utilidades o ganancias de las empresas, que es el monto que queda después de descontar, entre otros, el pago de las deducciones, los gastos de inversión y los costos de producción, y no sobre el ingreso bruto”, apuntó el dirigente del sector patronal del país.

Ante esta situación, Medina Mora advirtió que “está en riesgo el objetivo de incentivar el cumplimiento voluntario de los grandes contribuyentes toda vez que, contrario a lo que se propuso en la reforma al artículo 33 del Código Fiscal de la Federación publicada en diciembre de 2020, los parámetros de referencia dados a conocer, no tienen como base la utilidad”.

Luego de que se diera a conocer el tercer listado donde la autoridad fiscal informó acerca de las “tasas efectivas” correspondientes a 79 actividades económicas (para sumar un total de 203 publicadas en tres entregas), desde la Coparmex advertimos que éstas siguen tomando como referencia para el pago del Impuesto Sobre la Renta, los ingresos brutos, no las utilidades, como se señala en el Código Fiscal de la Federación.

José Medina recordó sobre la advertencia de que al tomar como base los ingresos, es probable que se hable de “altas irregularidades” por parte de los grandes contribuyentes, mismos que al no autocorregirse, propiciarán que la autoridad ejerza sus facultades de comprobación por encontrarse debajo de la métrica que el SAT está estableciendo.

Las empresas afiliadas a la Coparmex están comprometidas con el cumplimiento de sus obligaciones fiscales tal como lo estipula la ley, donde se establece que el cálculo para el pago de impuestos, en particular, el ISR, se realiza con base en las utilidades, no en los ingresos brutos, como contempla el Sistema de Administración Tributaria (SAT) en las “tasas efectivas”.

A través de un comunicado de prensa, el dirigente de los patrones insistió que “son incorrectos los cálculos realizados por el SAT” con respecto a ciertas industrias, ya que existen empresas que pese a encontrarse en el mismo sector, tienen diferentes márgenes de utilidad de acuerdo con el tipo de venta (mayoreo o menudeo) y, por lo tanto, su tasa de impuestos no puede ser igual.

Cada empresa, agregó, tiene una realidad diferente de combinación de productos y servicios, así como de su productividad, lo que debe tomarse en cuenta por las autoridades fiscales.

Ante la situación actual que ha traído la contingencia sanitaria, el presidente de la Coparmex mencionó: “es muy probable que no todas las empresas tengan la misma productividad, por lo que resulta inequitativo que se tomen como referencia estas tasas efectivas para el cálculo de impuestos cuando muchos contribuyentes se encuentran trabajando para lograr la reactivación económica de sus empresas”.