Kimberly-Clark no realizará inversiones en el corto plazo debido a las señales de desaceleración económica, sumado a la desconfianza en torno a algunas decisiones que está tomando la actual administración federal.

“La economía se ha desacelerado significativamente y el consumo interno solo está creciendo un poco y, desafortunadamente, continuamos viendo anuncios de nuevas políticas por parte del gobierno que podrían no ser lo que nos gustaría para comenzar a invertir en el corto plazo”, aseveró el director general de la compañía, Pablo González Guajardo.

En conferencia con analistas con motivo de la publicación de su tercer reporte corporativo del 2019, el directivo también destacó que es importante que las compañías minoristas sean cuidadosas con sus inventarios pues los volúmenes de consumo no están registrando crecimientos, destacando la posición de China.

No descartó que los precios se vean presionados en lo que resta del 2019; sin embargo, mencionó que sigue los informes de los especialistas quienes estiman que los precios podrían aumentar el próximo año.

González Guajardo refirió que se encuentran alistando proyectos para reducción de costos, mismos que se materializarán el próximo año; aunque el directivo no detalló el porcentaje de reducción, detalló que esperan poder seguir generando ahorros a través de dicha implementación que, detalló, en los últimos cuatro o cinco años ha ayudado a reducir 5% sus costos.

En el periodo de julio a septiembre del presente año, Kimberly-Clark logró un ahorro de 400 millones de pesos, según informó en su reporte corporativo.

Los objetivos principales de la compañía contemplan los incrementos sostenidos en ventas, el crecimiento en márgenes operativos y eficiencia en el capital de trabajo.