En septiembre, por octavo mes consecutivo, la Inversión Fija Bruta que se realizó en el territorio mexicano reportó una contracción anual de 6.5%, de acuerdo con cifras ajustadas por  estacionalidad del Instituto Nacional de Estadística y Geografía.

Para un noveno mes, dicho resultado es el menor reportado desde el 2013 cuando dicha variable presentó un decremento de 7.0 por ciento.

Lo anterior es consecuencia del lastre de sus componentes que mostraron retrocesos. El correspondiente a la maquinaria y equipo decreció 7.8% anual, donde las importadas se contrajeron 12.7% y las nacionales cayeron 1.3 por ciento.

Por su parte, la construcción presentó una caída de 5.9%, consecuencia del resultado de la construcción no residencial que decreció 9.6 por ciento. Particularmente, dicha partida acumula 12 resultados a la baja al hilo; mientras que la residencial presentó un resultado a la baja en 1.4%, de acuerdo con los datos anualizados del centro de estadísticas mexicano.

“En general, el resultado confirma el panorama retador para este componente de la demanda agregada. En el III Trim 19, la contracción fue de 6.5% anual, con el acumulado de los primeros tres trimestres del año en –4.8%”, mencionaron analistas de Banorte en un reporte.

La inversión se enfrenta a tres retos principales como la alta incertidumbre, debilidad de la economía y elevados costos de financiamiento, mismos que reducen el atractivo de los proyectos de inversión, de acuerdo con Casa de Bolsa Banorte.

De manera mensual, el indicador de la Inversión Fija Bruta reportó un retroceso de 1.3%, donde sólo el componente de maquinaria y equipo reportó un incremento de apenas 0.8%, comparado con el mes inmediato anterior.

“Creemos que esto se ha reflejado claramente en la confianza empresarial, que desafortunadamente ha revertido de manera generalizada el alza observada en septiembre”, refirieron en un reporte.

La inversión está relacionada a factores estructurales como los niveles de seguridad y la fortaleza del Estado de derecho, “por lo que las mejoras sustanciales en el desempeño del indicador dependerán de cambios significativos en estas áreas”, de acuerdo con Marco Arias, analista de Monex.

“Hacia adelante, el segmento de la construcción no residencial podría verse beneficiado por el inicio de proyectos de infraestructura como el aeropuerto de Santa Lucía, que comenzó en octubre. No obstante, la inversión extranjera enfrentará dificultades para avanzar ante la fuerte apreciación que el peso mexicano registró en el mes”, puntualizó el analista.

[email protected]