Condición necesaria para detonar el crecimiento sustentable es introducir a las micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes) en prácticas de sostenibilidad y, sin embargo, el gran pendiente en esta materia continúa siendo la atención a este sector, que representa el grueso de las empresas en México. Así lo reconocen academia, organismos internacionales y compañías transnacionales.

El Instituto Global para la Sostenibilidad (IGS) del Tecnológico de Monterrey, con el apoyo Fondo Multilateral de Inversiones (Fomin) del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), diseñará una herramienta integral de conocimiento que permitirá diagnosticar, concientizar, capacitar y asesorar a las mipymes en prácticas de sostenibilidad.

El financiamiento del programa piloto para la competitividad de las mipymes a través de prácticas sustentables, por 4.3 millones de dólares, permitirá a lo largo de los próximos dos años el desarrollo de herramientas, guías, cursos y una plataforma en línea dirigidos a las empresas más pequeñas del país para introducirlas a la economía verde.

Atender a las empresas más pequeñas del país responde al hecho de que las grandes tienen más recursos y posibilidad de acceder a otros instrumentos, como la ISO 14000 (ambiental) o la ISO 9000 (calidad). El primer objetivo (del programa) es tener información sobre cuál es el estado de las mipymes en materia de sostenibilidad, sobre todo en tres áreas que son críticas: el uso de energía, el consumo de agua y la gestión de los residuos , explicó Isabel Studer, directora fundadora del IGS.

Círculo virtuoso

La herramienta de sostenibilidad, además de diagnosticar, va a permitir a las mipymes que se involucren a tomar conciencia de las ventajas competitivas que tienen las prácticas sostenibles y les va a proveer del conocimiento necesario para aplicarlas en sus empresas.

En la presentación del programa, en la Cumbre Negocios Verdes realizada en el Tecnológico de Monterrey, Studer consideró que el diagnóstico realizado a las mipymes permitirá brindarles la asesoría en sostenibilidad más adecuada a sus necesidades, sin que por regla general tenga que ser la misma para todas.

El desempeño sostenible de las mipymes, además de los beneficios que conlleva para éstas y el medio ambiente, desencadena efectos positivos en la productividad de sus empresas tractoras y detona mercados verdes.?

Alcance regional

En principio, 3,000 mipymes proveedoras de FEMSA o Walmart y de entre 10 y 25 empleados se involucrarán en el proyecto.

Banorte también participará ideando instrumentos financieros especializados para las mipymes, porque por mucho que éstas tengan el conocimiento y las indicaciones de cómo ser sostenible, si no tienen los recursos no lo van a ser , consideró la también Directora del programa piloto.

Luego de la etapa piloto del programa se prevé que más empresas en México se sumen a la iniciativa para invitar a sus proveedoras e incluso que se replique en otros países de América Latina.

La herramienta que diseñe el IGS va a estar abierta, la idea es que sea una plataforma open source y que más empresas se sumen.

Los recursos (del Fomin) acaban de autorizarlos y en este momento se está definiendo la ruta de trabajo y los tiempos concretos, pero lo que sí se sabe es que para el 2015 se tendrá una herramienta para que las mipymes en México adquieran el conocimiento de cómo ser sostenibles y comiencen a generar ahorros y a ser más competitivas , explicó Luis Fernando Ramírez, gerente de Sostenibilidad Ambiental de FEMSA.

[email protected]