El presidente ejecutivo de Interjet, Alejandro del Valle, afirmó esta semana a los trabajadores de la empresa que ya entregó una propuesta de pago de los impuestos que debe la aerolínea al Servicio de Administración Tributaria (SAT), correspondientes al 2017,2018 y 2019, y que en breve espera tener respuesta (los de este año ya los han pagado).

Dicho empresario dijo ser quien opera ahora la empresa y arriba de él no hay nadie. Durante la reunión realizada el martes en las instalaciones del corporativo, también se comprometió a realizar esta semana los primeros pagos de salarios, luego de un adeudo de dos meses. Sin embargo, hasta la noche de este viernes un par de trabajadores mencionaron que no hubo depósitos.

“Con el SAT se hizo ya una propuesta de pago con producto de otra de nuestras empresas para poder sacar adelante los impuestos y estamos por recibir la respuesta de ellos. En esta o la próxima semana responden. En cuanto el SAT nos cobren entran los flujos. Tenemos el problema de que el SAT nos tiene intervenidos y es normal por falta de pago de impuestos. Así tomamos la empresa y la vamos a sacar”, comentó el también presidente de HBC International.

HBC International es la firma que notificó en septiembre a la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) de una concentración, fusión o asociación con ABC Aerolíneas (Interjet), que por el momento no está autorizada ni se conocen mayores detalles. Dicha acción es resultado de la inyección de capital por 150 millones de dólares que se anunció en julio pasado, liderada por Alejandro del Valle y Carlos Cabal Peniche.

Las palabras del presidente ejecutivo de la línea aérea (cargo que tenía el fundador Miguel Alemán Magnani) se escuchan en uno de los videos que se han difundido de ese día que inició con una manifestación pacífica organizada por la Sección 15 y ante el malestar de los colaboradores de la aerolínea se optó por bloquear el boulevard Puerto Aéreo, frente al AICM. Ese martes, 3 de noviembre, por la tarde, también se conoció por primera vez, en voz de Del Valle, que se compraron el 90% de las acciones de Interjet.

La complicada empresa

Con un megáfono, Del Valle reiteró que la situación de Interjet ya era complicada, no tenía fondos, y por eso es que entraron con su inversión.

En su momento, los colaboradores preguntaron por el destino de los aviones que habían prometido comprar previamente los directivos y respondió: No sé quién dijo eso. Tal vez de lo que ustedes hablan es de algo que no está ya en la empresa, el licenciado Alemán. Ahora estoy yo. Soy la máxima autoridad y el responsable, señores.

Ahí, sobre las escaleras de emergencia, pidió nuevamente comprensión por lo ocurrido. “Lo único que está sucediendo es la falta de flujo. El tener a más de 5,000 empleados volando con cuatro aviones es una obviedad que no alcanza ni para el combustible. Estamos haciendo un esfuerzo de inyección de capital, el problema es que para que pueda llegar necesitamos estar libre de impuestos que es lo que estamos negociando con el gobierno. La empresa, la queremos y por eso no hemos permitido dar de baja a más personas”, agregó.

La empresa HBC International fue creada en 2014 en Naucalpan, y entre las acciones a las que se dedica o puede hacerlo están: participar en toda clase de actividades comerciales o industriales tanto del sector público como privado, nacional e internacional y prestar por cuenta propia o de terceros todo tipo de servicios de asesoría y consultoría para el desarrollo de programas de sectores estratégicos gubernamentales, privados.

alejandro.delarosa@eleconomista.mx