El gigante estadounidense de la electrónica Intel invertirá 40,000 millones de séqueles, unos 10,000 millones de dólares, en una nueva planta en Israel, según varios ministros del gobierno.

En paralelo, la compañía especializada en la producción de chips indicó que seguiría desarrollando la planta que ya tiene en el país.

"Intel anunció su intención de presentar un plan de desarrollo al gobierno israelí para continuar invirtiendo en su planta de Kiryat Gat", en el sur de Israel, indicó un comunicado de los representantes de Intel en el país.

El lunes, el ministro de Finanzas israelí, Moshe Kahlon, declaró haber sido informado por Intel de su decisión de invertir 40,000 millones de séqueles suplementarios, "una decisión sin precedente para crear miles de puestos de trabajo en el sur del país".

Por su parte, el ministro de Economía, Eli Cohen, confirmó que la compañía estadounidenses ha decidido "construir su fábrica más avanzada en Israel".

El año pasado, Intel ya había decidido invertir más de 4,300 millones de dólares para mejorar su planta en la localidad de Kiryat Gat.

El gigante de Silicon Valley emplea actualmente a 11,700 personas en Kiryat Gat y en sus centros de desarrollo en todo el país, además de los 1,170 empleados de Mobileye, una compañía que compró en 2017.

erp