Tras la posibilidad de que Brasil rompa de manera unilateral el acuerdo automotor con México, el gobierno mexicano y la industria nacional se mostró hermético al respecto e informaron que analizan una estrategia; no obstante, preocupa que la nación carioca pretenda imponer un arancel de 35% a las importaciones luego de que la presencia de vehículos mexicanos aumentó 76% en el año 2011 respecto al 2010.

De acuerdo con la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA), al tener libre comercio con Brasil, este mercado se convirtió en el más activo de América Latina para el sector automotor, pues del año 2007 al 2011 las exportaciones mexicanas aumentaron 426 por ciento, al pasar de 24,986 unidades en 2007 a 131,384 vehículos en 2011.

México exportó un total de 321,863 vehículos a Latinoamérica, lo que marca un crecimiento de 56% en comparación con el 2010 (206,468 unidades), convirtiéndose en el segundo mercado más importante, después de Estados Unidos.

Brasil, es el principal destino de las exportaciones mexicanas de autos con una participación del 40.8%, seguido de Argentina con el 21.4%, Colombia con 14.4% y Chile con el 10.3%, otros, según cifras de AMIA.

Entre los modelos que exporta México a Brasil se encuentran: el March, Tiida y Sentra, de Nissan; Fusion, de Ford, el Fiat 500 y el Volkswagen Jetta.

La semana pasada, Nissan anunció que el acuerdo de libre comercio entre México y Brasil permitiría a la empresa japonesa realizar estrategias complementarias para incrementar volumen de ventas y participación de mercado en el continente americano.

Este viernes se prevé una postura del gobierno mexicano sobre las acciones que se tomarán con Brasil, luego de que la presidenta de esa nación decidiera proteger su industria.

El diario brasileño especializado Valor Económico dio a conocer que a partir del próximo año, Brasil comenzará a cobrar impuestos a la importación de vehículos producidos en México, poniendo fin al acuerdo de que sostuvo con el país durante una década.

Tatiana Prazeres, secretaria de Comercio Exterior brasileña, mencionó en su nación que es un tema que está en discusión dentro del Gobierno . Los autos que llegan desde México no pagan el arancel del 35% que deben abonar los que provienen de extrazona.