Tal y como está propuesta, la Ley Federal de Competencia Económica podría ser un arma letal en manos de un gobierno autoritario, por eso queremos que se corrija, que haya precisiones, matices , dice Gerardo Gutiérrez Candiani, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE).

A los empresarios les preocupa el excesivo poder que otorga a la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece), las facilidades que da al Ejecutivo para que incida en el órgano regulador y la reducción de los recursos de defensa que prevé para las empresas. Se tomó como modelo la legislación inglesa, pero allá tienen un sistema de contrapesos que lleva mucho tiempo funcionando .

De acuerdo con el análisis del sector empresarial la propuesta del Ejecutivo no garantiza plenamente la autonomía de la Cofece, pues contempla la posibilidad de que el gobierno central la instruya para que realice investigaciones que tendrían el carácter de preferente y se realizarán con base en denuncias que no están obligadas a cumplir con los mismos requisitos que las de los particulares.

Reconocemos que el actual es un gobierno prudente que respeta la libertad económica, pero siempre existirá el riesgo de que llegue algún gobierno radical que la ponga en entredicho y es ahí donde estaría el problema de tener una ley como la que se propone, porque abre la puerta a una intromisión excesiva , expuso en conversación con El Economista.

La iniciativa de ley presentada el pasado 19 de febrero plantea que se acelere el plazo para sancionar a una empresa y otorga facultades a la Cofece para resguardar las condiciones de competencia en mercados que sean identificados como de insumos esenciales. No estamos juzgando las intenciones, quizá son buenas. El problema es que la ambigüedad en conceptos como insumos esenciales o barreras a la entrada haría mucho daño, sobre todo si se endurecen las sanciones y se debilita el debido proceso .

El regulador estaría facultado para tomar las medidas cautelares que considere necesarias. Existe un gran margen de discrecionalidad en esa parte. Eso es muy delicado cuando estamos hablando de sanciones que llegan hasta la desincorporación de activos de las empresas. Estamos ante una amenaza importante , comentó el líder empresarial.

Ejemplificó con los casos de las empresas que tienen marcas bien posicionadas por su historia, o compañías que dominan porque hicieron las inversiones correctas en un esquema de distribución que les ofrece ventajas. Pongo el caso de Bimbo, que al tener una extensa red de distribución, bajo una interpretación estricta de la ley ésta podría ser considerada como un insumo esencial o una barrera de entrada para otros competidores, lo cual le haría objeto de una regulación especial que no sería otra cosa más que un castigo a su eficiencia… No decimos que esto tenga que pasar así, sólo que como está planteada la iniciativa un gobierno radical podría valerse de la ley para intervenir injustificadamente en los mercados, ahí están los casos de Argentina o Venezuela , refirió el empresario.

SE HA ABUSADO DE LITIGIOS

Gutiérrez Candiani reconoció que el sector privado ha abusado, en algunos casos, de la litigiosidad. Advirtió que el remedio a esa práctica es acotarla y reducirla a la justa medida, no se trata de mover el péndulo al otro extremo y quitar el derecho a la legítima defensa. Las nuevas reglas planteadas son insuficientes para garantizar el derecho a la defensa .

La iniciativa no garantiza el acceso al expediente desde la investigación y otorga sólo 30 días para estructurar la defensa, en tanto que el derecho de audiencia que ofrece, consideró, es limitado.

Hay cosas de la nueva ley que los empresarios habían pedido, por ejemplo darle más poder al órgano regulador, pero ese poder debe utilizarse para fortalecer la competencia y conseguir las mejores condiciones para los consumidores. Por momentos parece que está más preocupada por sancionar a los más grandes, cuando el problema no es el tamaño sino las prácticas monopólicas .

Los próximos días serán cruciales en la definición de esta iniciativa. El presidente del Consejo Coordinador Empresarial confía en que hay tiempo y oportunidades para lograr los matices. Hay apertura del gobierno y los legisladores. Un problema es que se trata de un tema complicado y difícil de entender. Eso no impide que se trate de una reforma importantísima, porque definirá la forma en que funcionan nuestros mercados y, por ello, nuestra economía .

[email protected]