El desabasto mundial de semiconductores provocó ya sus primeros estragos en México, y la automotriz alemana Audi anunció que reducirá su producción de vehículos en su planta de San José Chiapa, Puebla, para los próximos días, ante la falta de suministro de materia prima esencial para el sistema eléctrico del vehículo.

Audi México operará con un turno de lunes a viernes, del periodo del 18 al 29 de enero, mientras que producirá con dos turnos, de miércoles a viernes, del 1 al 12 de febrero, mientras que no se cuente con inventario para operar.

Sin precisar cifras del ajuste de producción en sus modelo Q5, Audi dijo que examina continuamente las contramedidas y alternativas para limitar el impacto del cuello de botella en el suministro y, por tanto, el número de vehículos afectados, también en estrecha consulta con los proveedores.

La falta de disponibilidad de semiconductores a nivel mundial, ha causado restricciones para la producción en la industria automotriz, afirmó.

El pasado lunes, el presidente de la Industria Nacional de Autopartes (INA) alertó del fenómeno mundial de desabasto de semiconductores que ha sido abarcado por la industria de tecnología, debido a la gran demanda de apararos electrónicos y eléctricos como celulares, computadoras, otros aparatos de telecomunicaciones. 

Proveedores de semiconductores como Samsung, NXP semiconductores, y SMIC (el mayor fabricante del mundo cuyos clientes son Apple y Qualcomm, no dan abasto.