La aviación mundial enfrenta una turbulencia ante la pandemia del coronavirus (Covid-19). El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció la cancelación por 30 días de los vuelos hacia Europa, con excepción de Reino Unido, como medida preventiva.

A pesar de que la Organización Mundial de la Salud (OMS) no ha aconsejado restricciones para viajes internacionales (en su última actualización refirió que se ha demostrado que restringir el movimiento de personas y bienes en emergencias de salud pública es ineficaz en la mayoría de las situaciones porque puede consumir recursos necesarios para otras intervenciones e interrumpir la llegada del apoyo técnico y ayuda necesaria), diversos países han implementado medidas al respecto.

Entre ellos están España, Italia, El Salvador, Guatemala, Colombia y Argentina. En tal escenario, el director ejecutivo de la Asociación Latinoamericana y del Caribe de Transporte Aéreo (ALTA), Luis Felipe de Oliveira, pidió no entrar en pánico ante el avance el Covid-19 en la región, porque las aerolíneas están atendiendo los protocolos internacionales que dicta la OMS

Además de las exhaustivas labores de limpieza de las aeronaves, como medidas de protección a los usuarios, refirió que los sistemas de filtración de aire de las cabinas son similares a los que se utilizan en hospitales, por lo que eliminan bacterias y virus.

“Trabajamos como industria para que los pasajeros que deban viajar lo hagan en condiciones de seguridad y salud. La aviación es muy importante para la región en términos de turismo y negocio. México, por ser el país que más turistas recibe de toda la región, más de 42 millones, es muy importante, y cualquier impacto mayor podrá tener un efecto bastante catastrófico”, comentó.

Con base en las estimaciones de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA, por su sigla en inglés), el directivo dijo que los efectos económicos en la zona mencionada (que el año pasado movilizó a 300 millones de pasajeros, 3.9% más que en el 2018) podrían llegar a 8,000 millones de dólares. Luego de un primer bimestre positivo para la industria, se prevé que a partir del presente mes habrá menos tráfico de pasajeros.

Por lo pronto, hasta la tarde de ayer se habían reportado poco más de 140 casos positivos entre una población de 600 millones de habitantes, lo que no impide que se tomen las medidas recomendadas por las autoridades internacionales y por cada uno de los países donde operan las aerolíneas afiliadas, entre ellas Avianca, Interjet, Aeroméxico, LATAM, Air Canada, American Airlines, United e Iberia.

“Tenemos que considerar que 80% de los casos están en China, y por más que crezcan en otros países ahí es el foco. No obstante, la cifra máxima de afectación económica estimada podría traer resultados bastante difíciles. Junto con IATA estamos buscando una discusión con los gobiernos en busca de apoyo temporal (tasas, impuestos). Se debe apoyar a la industria en estos momentos difíciles. La idea en este momento es traer la tranquilidad de que estamos trabajando, haciendo el esfuerzo más que necesario para tener una aviación fluida”, explicó Luis Felipe de Oliveira.

Las cabinas estériles

La gerente de Riesgos Corporativos y Continuidad de Negocio de Avianca, Paola Castillo, comentó que desde la primera semana de enero comenzaron a implementarse los protocolos en la materia, luego de conocerse los primeros casos positivos del nuevo virus, en beneficio de sus colaboradores y usuarios.

“Hemos sido muy cuidadosos con la implementación de todo; queremos que el pasajero sepa que lo estamos cuidando. Hay un monitoreo permanente de la epidemia, de los gobiernos donde operamos y de la demanda operacional para responder a esos cambios que se van a realizar. El personal que vuela o el que está en tierra usa gel antibacterial y paños de limpieza. Se han reforzado los niveles de limpieza y hay campañas de educación. Damos prioridad a zonas de mayor riesgo en nuestros vuelos”, explicó. Para la directora de Relaciones Institucionales para Centroamérica, México y El Caribe de la misma aerolínea, Viviana Martín, es fundamental que los usuarios del servicio aéreo conozcan que el riesgo de contraer un virus a bordo de un vuelo es más bajo que en otros espacios cerrados. (Con información de Reuters)

¿Qué están haciendo las aerolíneas?

Las principales líneas aéreas de México y Centroamérica anunciaron una serie de medidas para hacer frente al potencial impacto de la propagación mundial del coronavirus, que hasta ahora ha infectado a más de 119,000 personas en decenas de países y ha dejado unos 4,300 muertos.

  • Aeroméxico dijo que durante los próximos meses dejará de cobrar cargos a pasajeros que hagan cambios en algunas de sus rutas, principalmente hacia Estados Unidos e Italia, además de Corea del Sur, a donde redujo el número de vuelos por la epidemia.
  • La panameña Copa Airlines también anunció un plan de flexibilización en sus políticas para dejar de cobrar cargos por boletos comprados durante marzo, además de medidas adicionales de higienización en sus unidades.
  • Interjet, por su parte, dijo que realizaba ajustes en su estrategia comercial para enfrentar la reducción en la demanda que se pueda presentar a causa de la nueva cepa surgida en China, aunque no ofreció mayores detalles de las medidas.
  • La firma dijo también que endureció sus protocolos de limpieza y desinfección en sus naves y reforzó la “coordinación con las autoridades” aeroportuarias y sanitarias.
  • La aerolínea mexicana de bajo costo Volaris dijo a su vez que había implementado medidas sanitarias y de prevención en sus vuelos, pero hasta ahora no ha puesto en marcha políticas de rembolso a sus clientes por cambios o cancelaciones.

[email protected]