El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) garantiza su viabilidad financiera hasta el 2034, a pesar del impacto que ha significado la atención por la pandemia de Covid-19, y la disminución de recursos provenientes de las cuotas obrero-patronales ante la pérdida de más de un millón de empleos entre marzo y julio.

Así lo aseguró el director general del IMSS, Zoé Robledo, quien presentó el anteproyecto de presupuesto del organismo para el 2021 y que tiene como prioridad la compra de medicamentos, vacunas y material de curación, pago de pensiones e incremento de plazas de personal médico.

En ese sentido, Robledo destacó que parte de la eficiencia financiera que se ha logrado es que “no compartimos el modelo de subrogar, disminuir a toda costa lo público y ampliar lo privado; creemos que hay servicios que podemos echar mano, no en las áreas sustantivas, la llegada de un contrato mejoraría y eficientar los servicios, esto no ha sido cierto; creemos que el Estado tiene capacidad de proveer los servicios y darle marcha atrás a estas pequeñas privatizaciones de áreas sustantivas nos lo dio el Covid. El IMSS y desde el año pasado lo planteamos, tiene que encontrar ese rumbo el tener en sus manos la articulación de la política en materia de salud”.

Para ello, el IMSS en su anteproyecto de presupuesto solicita 901,687 millones de pesos; de los cuales para servicios de personal se tiene una asignación de 217,686 millones de pesos; materiales y suministro, 72,663 millones de pesos; gasto de inversión 8,690 millones de pesos y por transferencias, asignaciones subsidios y otras ayudas por 560,866 millones de pesos.

Además contempla la contratación de 6,462 plazas exclusivamente para personal médico, y una meta de reservas financieras de 31,857 millones de pesos.

La caída de los ingresos de 11,000 millones de pesos, está ligada a la cancelación de puestos de trabajo, no así de empresas que disminuyeron; bajaron salarios y empleos que es donde más nos ha impactado, la noticia es que se ven datos en los últimos dos meses de recuperación, agosto tuvo 93,000 nuevos empleos y creemos que septiembre será un buen mes.