La Inversión Extranjera Directa (IED) registrada durante el 2011 ascendió a 19,439.8 millones de dólares, esto es 9.7% superior al dato reportado del 2010 y 5.6% más con respecto a la estimación del Banco de México, informó la Secretaría de Economía (SE); no obstante, precisó que la cifra será mayor una vez que se actualicen los datos preliminares.

La recuperación en la economía de Estados Unidos y la solidez macroeconómica en México serán factores clave para que este 2012 se compruebe que la IED mantiene una tendencia ascendente, aunque el país se ubica lejos de los niveles históricos por 30,000 millones de dólares en el 2007, de los 29,858 millones registrados en el 2001 o los 26,000 millones en el 2008.

Alejandro Faya, director de Inversión Extranjera de la SE, sostuvo que la IED se recupera en México gracias a la solidez y estabilidad macroeconómica que mantiene respecto de sus competidores emergentes; sin embargo, lamentó que las grandes limitantes sean la ausencia de reformas estructurales como la laboral, la energética, de telecomunicaciones y la fiscal, que podrían detonar un crecimiento en la llegada de nuevos capitales por arriba de 20% anual.

Pero con todo y la situación internacional de la crisis financiera en Europa y el bajo dinamismo en EU, la Inversión Extranjera Directa en México repunta porque se ha consolidado como destino atractivo por las ventajas de una inflación baja, la solidez y un crecimiento económico superior al de países desarrollados , afirmó a El Economista.

ASCENDERÁN CAPITALES

De acuerdo con el reporte de la IED durante el 2011, la Secretaría de Economía destacó que los flujos de capitales crecieron 48.9% durante el cuarto trimestre de ese año con respecto al año previo, al ascender a 4,109.3 millones de dólares.

Con lo cual se alcanzó un monto total por 19,439.8 millones de dólares de IED, 8.6% superior a las proyecciones de Naciones Unidas de enero del 2012 (por 17,900 millones), pero siguiendo el patrón histórico de actualizaciones, la cifra del 2011 superará el monto actualizado del 2010, mismo que a la fecha asciende a 20,207.6 millones de dólares.

De dicho monto, 41.4% corresponde a nuevas inversiones, 39.3% de reinversión de utilidades y 19.3% de cuentas entre compañías; de esta forma, 55% de los capitales proviene de Estados Unidos; 15% de España, 6.7% de Países Bajos, 6.3% de Suiza y 3.4% de Canadá; 13.6% restante se origina de 87 países más.

El funcionario de Economía descartó que España vaya reducir sus capitales a México, aun cuando se encuentra en crisis financiera, pues las inversiones son mayoritariamente financieras y ese rubro es muy rentable en nuestro país.

lgonzalez@eleconomista.com.mx