Los hogares mexicanos gastarán 385.6 pesos más durante este año en refrescos sobre los 2,216 que gastaron el año pasado, es decir, 17% más. Lo anterior, a consecuencia del impuesto especial a dichas bebidas, advirtió la firma de investigación de mercados, Kantar Worldpanel México (KWP).

Kantar indica que las familias verán en dicha categoría el mayor impacto derivado del aumento en impuestos por la reforma fiscal que tuvo efecto este año. De acuerdo con un estudio de la compañía, 310 litros de los 1,845 litros de bebidas que compra un hogar mexicano pertenecen a la categoría de refrescos.

Dentro de la Ley del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios se estableció una tasa a productos no básicos que tengan una densidad calórica de 275 kilocalorías o mayor por cada 100 gramos y bebidas azucaradas, mientras que se aplicó IVA a alimento para mascotas.

Así, el estudio de la firma basado en un monitoreo semanal del consumo de 8,500 hogares de ciudades de más de 20,000 habitantes reveló que en comida para perros las familias desembolsarán 159.9 pesos más. De acuerdo con datos del Consejo Nacional de Fabricantes de Alimentos Balanceados y de la Nutrición Animal, seis de cada 10 hogares cuenta con un perro o gato.

Otra de las categorías afectadas será la de jugos, néctares y bebidas con un gasto anual mayor por 69.9 pesos, seguida por bebidas en polvo, en donde se gastarán en promedio 62.8 pesos más al año.

Sobre cereales, el incremento será de 60.6 pesos más al año por hogar, mientras que en botanas el aumento será de 60.6 pesos.

Si una familia consume cremas de cacahuate y avellana, también tendrá que gastar más por ellas, pues de acuerdo con Kantar, tendrá que pagar 24.5 pesos más en promedio al año, mientras que si consume helados y paletas su gasto en la categoría aumentará 17.3 pesos.

Para los hogares que compran usualmente postres en polvo, el incremento será de 16.2 pesos, 15.6 pesos para galletas, 14.6 pesos para cajetas y 13.8 pesos para miel.

Si acostumbran comprar postres refrigerados, el incremento anual por hogar en dicha categoría será de 11.4 pesos, 10 pesos por mermeladas y 9.3 pesos para chocolates de mesa.

La firma detalló que, en consecuencia, los hogares tenderán a racionalizar el uso, cambiar a marcas económicas, optar por presentaciones pequeñas, comprar a granel, sustituir por otros productos no tasados e incluso dejar de comprar productos no básicos.