En el ambiente sindical se habla de la inminente salida de Carlos Romero Deschamps como secretario general del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM); sin embargo, no se tiene claridad sobre si se aplicarán los estatutos de la organización sindical o se dará el reconocimiento a alguna de las 15 disidencias del propio sindicato.

Consultado al respecto, el abogado laboral Pablo Franco Hernández, presidente de la Unión de Juristas de México, comentó que en caso de que el dirigente sindical, quien se ha reelecto en cuatro ocasiones, decidiera renunciar a su cargo, la sustitución tendría que realizarse de acuerdo con los estatutos sindicales. En ese sentido, de acuerdo con el artículo 37 sobre los Procedimientos para Renuncia de Funcionarios, destaca que “los funcionarios generales (miembros del Comité Ejecutivo General, del Cuerpo de Consejeros, Representantes Obreros ante la Junta) presentarán por escrito su renuncia ante el Consejo General de Vigilancia, con la especificación de las causas que los motiven”.

Así, explicó, será el propio Consejo General de Vigilancia quien determine si procede o no dicha renuncia y deberá notificarlo a todas las secciones previo el acuerdo que se haya tomado. Señaló que por el momento no se tiene detalle de si este proceso ya se llevó a cabo al interior del sindicato petrolero, y si éste fuera el caso, quien debería asumir el cargo es un funcionario del propio Comité Ejecutivo, en tanto se nombra al nuevo líder sindical.

El Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana tiene actualmente 15 disidencias, mismas que se disputan la titularidad del Contrato Colectivo de Trabajo. De acuerdo con los estatutos del STPRM, un Comité Ejecutivo General está integrado por un secretario general y cinco secretarios, 36 dirigentes regionales, 68 funcionarios que representan a las secciones, cinco consejeros sindicales, 86 integrantes de las comisiones nacionales mixtas, 162 comisionados nacionales y 12 comisionados adscritos.

A su vez, Omar Toledo Aburto, presidente de la Unión Nacional para el Desarrollo Profesional, Económico y Social de los Trabajadores de la Industria Petrolera, declaró: “todos queremos que este supuesto líder deje la administración de la secretaría general y que si algo debe a la ley que pague”.

Agregó que en todo caso si se va Romero, de acuerdo con el estatuto debe regir hasta el 31 de diciembre del 2019, “deberá llamarse a un suplente hasta la conclusión del periodo. Así, también, para que surta efecto dicha expulsión, debe realizarse el procedimiento establecido en el estatuto; es decir, una denuncia ante el Consejo General de Vigilancia, cosa que no ocurrió”.

El sindicato nacional de los petroleros sostuvo que Mario Rubicel Ross García es el único aspirante al cargo de secretario general con una trayectoria de trabajo en favor del gremio petrolero y es la única persona que tiene todos los requisitos que establecen los estatutos del sindicato nacional y la ley federal laboral para ocupar ese cargo.

 

Garantiza juicio apegado a derecho

Sería mejor el retiro de Romero Deschamps: AMLO

El presidente Andrés Manuel López Obrador argumentó que el dirigente del sindicato de Pemex, Carlos Romero Deschamps, es investigado por la Fiscalía General de la República y aunque no le pidió abiertamente renunciar, consideró que sería mejor que el dirigente petrolero enfrente las denuncias fuera de las instituciones.

En conferencia de prensa en Palacio Nacional y luego de difundirse esta mañana la posibilidad de que Deschamps deje el cargo de secretario general del sindicato de Pemex a pesar de que su gestión terminaría en el 2024, el presidente López Obrador dijo que el también exsenador deberá valorar si renuncia al cargo para hacer frente a esas denuncias. Sostuvo que su gobierno no quitará a ningún dirigente sindical para poner a otro.

“Yo pienso que el que tiene una denuncia de este tipo y, al mismo tiempo, está a cargo de un sindicato, lo mejor es no involucrar a las instituciones, que se asuma de manera personal y se resuelva y nosotros no estemos imponiendo a quién va a quedar”, dijo el primer mandatario.

Garantizó que si Carlos Romero Deschamps renuncia al cargo para enfrentar las investigaciones que pesan sobre él ante la Fiscalía por actos de corrupción y enriquecimiento ilícito tendrá un juicio apegado a derecho y no habrá persecución en su contra.

“Hay denuncias presentadas ante la Fiscalía, recordar que todo lo que nos llega (como denuncia) se tramita, se le da curso. Si él toma la decisión de dejar el sindicato para atender estos asuntos, está en su derecho. No vamos nosotros a quitar a un dirigente para poner a otro dirigente, no nos corresponde”, comentó López Obrador. (Con información de Jorge Monroy)

[email protected]