Existe una probabilidad de 80% de que México, Estados Unidos y Canadá alcancen en la primera semana de mayo un acuerdo en principio en las negociaciones del nuevo Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN 2.0), estimó Ildefonso Guajardo, secretario de Economía.

“Hay una altísima probabilidad, un 80%”, dijo en una entrevista con Televisa.

Una vez que el TLCAN sea renegociado, la administración del presidente Donald Trump deberá informar al Congreso de Estados Unidos sobre las “medidas comerciales” propuestas 180 días antes de firmar el acuerdo, además de que deberá obtener la renovación del fast track o TPA para agilizar la ratificación del mismo.

Por su parte, Trump comentó este lunes que Estados Unidos, México y Canadá están bastante cerca de lograr un acuerdo preliminar en la renegociación del TLCAN.

“Estamos bastante cerca en el TLC”, dijo Trump en una reunión con su gabinete en la Casa Blanca.

Guajardo descartó la posibilidad de que este acuerdo en principio se logre durante la presente semana, como lo pretendía el gobierno de Estados Unidos, según publicaron previamente medios de ese país.

La primera semana de mayo es la fecha límite del cierre de negociaciones para que en Estados Unidos se pueda presentar a votación el TLCAN actualizado a la legislatura actual del Congreso.

De no ser así, el presidente Donald Trump tendría que presentar el documento al próximo Congreso, añadió Guajardo.

Si “no logran amarrar un acuerdo a más tardar para la primera semana de mayo, ya los tiempos para negociar que le da el Congreso no le permitirían llevar este acuerdo a voto”, dijo.

En consecuencia, conjeturó, se tendría que ir hasta el siguiente periodo de sesiones, en donde tal vez el Partido Republicano pierda su mayoría en el Congreso, y la naturaleza de lo que se va a renegociar cambiaría radicalmente. “De ahí la urgencia, pero cuando hay urgencia debe haber flexibilidad”, arguyó.

Guajardo consideró que la posposición de una octava ronda es irrelevante, porque los tres ministros se reunieron el viernes pasado en Washington, DC, con encuentros bilaterales y trilaterales.

Parte de los equipos negociadores siguen en esa ciudad, tratando de destrabar temas como las reglas de origen en la industria automotriz, las barreras técnicas al comercio y los subsidios en la pesca no controlada, entre otros. No hay planes inmediatos para otra reunión a nivel ministerial antes de la Cumbre de las Américas que se celebrará en Lima, Perú, el 13 y 14 de abril. Particularmente, no se espera que Chrystia Freeland, canciller canadiense, regrese a Washington esta semana.

Trump se ha mantenido contradictorio en sus declaraciones sobre el ritmo de las negociaciones para actualizar el TLCAN, y extremista respecto al resultado final de este proceso. La semana pasada, comentó que de acuerdo con sus asesores se tendría algún resultado global antes de la Cumbre de las Américas, pero enseguida añadió: “No nos apresuramos. Lo llevamos bien y tranquilo. No hay prisa. Lo hacemos bien o lo cancelamos”.

Este lunes mantuvo su tónica: “Si no logramos el acuerdo correcto, cancelaremos el TLC y haremos el arreglo adecuado después. Pero tenemos una oportunidad de llegar a un acuerdo en el TLC”.

Con igual ambivalencia, el asesor económico de la Casa Blanca, Larry Kudlow, dijo que veía buen progreso en las pláticas con México y Canadá. No obstante, también comentó que a Estados Unidos no le va tan bien con el tipo de cambio del dólar frente al peso mexicano, agregando que se debe tener una mayor cooperación en el tema de divisas.

El peso mexicano, al igual que el dólar canadiense y el dólar estadounidense, es una divisa bajo un régimen de libre flotación, por lo que es el mercado el que fija el tipo de cambio y no las autoridades monetarias.

seguirán pláticas

Miembros del Cuarto de Junto van a Washington

El proceso de modernización del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN 2.0) entró a una “fase intensa”, toda vez que los equipos negociadores ya están instalados en Washington para seguir con las discusiones técnicas, afirmó el director general del Comce, Fernando Ruiz Huarte.

El directivo del Consejo Empresarial Mexicano de Comercio Exterior (Comce) dijo que un grupo de empresarios mexicanos, integrados en el Cuarto de Junto, viajó a aquella ciudad estadounidense para apoyar con asesorías en las negociaciones y acelerar el paso para lograr un acuerdo en la primera semana de mayo.

“Se seguirá negociando a nivel técnico, sobre todo en los temas que no se tiene un consenso entre los tres países”, argumentó en entrevista con Notimex.

Este es uno de los dos acuerdos a los que llegaron el secretario de Economía, Ildefonso Guajardo; el representante comercial de Estados Unidos, Robert Lighthizer, y la ministra de Asuntos Globales de Canadá, Chrystia Freeland, en el encuentro a nivel ministerial que sostuvieron el pasado viernes.

Ello luego de que las tres naciones han sostenido siete rondas de negociaciones para actualizar el acuerdo comercial, con más de 24 años de vigencia.

Ruiz Huarte confirmó a Notimex que la mayoría de los capítulos del acuerdo comercial son factibles de cerrar en muy corto tiempo, pero aún falta encontrar puntos en común en los llamados temas álgidos, como son cláusula de extinción quinquenal, reglas de origen y textil, estacionalidad agrícola y mecanismos de resolución de disputas.

Subrayó que el gobierno de Estados Unidos tiene interés de concluirlo hacia esa fecha, pues está presionado por los plazos de llevarlo al Congreso para su revisión y aprobación. (Con información de Notimex)

rmorales@eleconomista.com.mx