Google compró el Chelsea Market, el emblemático edificio del barrio de Chelsea, en Nueva York, por 2,400 millones de dólares, tras haber adquirido en 2010 otro edificio enfrente por 1,770 millones.

Google ocupa ya parte importante de las oficinas del Chelsea Market, sobre todo para su filial YouTube, situadas en varios pisos de esta vieja fábrica de galletitas del grupo Nabisco, construida en 1913 por el arquitecto Albert G. Zimmerman.

El gigante de internet indicó que trabajaría con la empresa inmobiliaria Jamestown, proprietaria del Chelsea Market desde 2003 y que continúa administrando el espacio situado en la planta baja, según un comunicado pubicado el martes por Jamestown.

Este patio de tiendas y comidas, que reúne a decenas de pequeños restaurantes de comida rápida y otros más refinados, se convirtió en una atracción turística de Chelsea y del barrio adyacente del Meatpacking District desde comienzos del año 2000.

Durante la compra de 75% del edificio en 2003, éste fue valorado en unos 280 millones de dólares. En 15 años, impulsado por la disparada de los precios inmobiliarios en Nueva York, su valor se multiplicó más de ocho veces.

El edificio, que ocupa una manzana entera y tiene 110,000 m2, integrará el portafolio de activos inmobiliarios de Google, que ya había comprado en 2010 el edificio de enfrente, una construcción histórica de 275,000 m2 construida en 1932, para instalar allí sus oficinas.