Se prevé que este viernes el Ejecutivo haga el anuncio respectivo de cómo funcionará el mecanismo que busca contrarrestar el deterioro del mercado laboral, con costo fiscal de unos 2,000 millones de dólares.

Sobre el punto, el ministro de Hacienda, Ignacio Briones, reiteró  que la estrategia del Gobierno a futuro es estimular la contratación de trabajadores. “Vamos a tener un desempleo estructural que hay que combatir”, sostuvo en su presentación en el Investor Conference de Credicorp Capital.

Según la autoridad, el tema es de tal relevancia que ocupa el primer lugar en el denominado “Plan paso a paso, Chile se recupera”. “Lo primero son los incentivos al empleo, que tienen que ver con incentivos a la contratación a través de subsidios públicos. También incentivos a que los trabajadores suspendidos, que los empleadores los puedan retomar, ahí también habrá una transferencia a través de subsidios. Esto es algo que vamos anunciar en los próximos días”, dijo Briones.

Sobre esto último, la ministra del Trabajo, María José Zaldívar, dijo: “Estamos diseñando un proyecto que busca dar la posibilidad de subsidio para aquellos trabajos que se destruyeron como, y esto es bien importante, para aquellos que estando suspendidos puedan tener herramientas para traer a sus personas a sus lugares de trabajo, porque de lo contrario eso sería muy difícil”, dijo.

Los subsidios, además, según comentaron las propias autoridades, tendrán como foco la contratación femenina y el fomento al empleo formal.