En México, las pequeñas y medianas empresas (pymes) de origen familiar desestiman herramientas como el Gobierno Corporativo, pues dan por hecho que sus futuras generaciones tomarán la batuta del negocio igual o mejor de como lo han gestionado sus fundadores.

Uno de los grandes mitos es que todos los integrantes de la familia tendrán una buena relación laboral debido a los lazos afectivos que los unen, sin tener en cuenta la diferencia que debe haber entre el gobierno familiar y el gobierno de la empresa familiar , explicó Guillermo Cruz, director general de Asesores de Consejo y Alta Dirección, durante su participación en el Foro de Empresas Familiares organizado por El Empresario y El Economista.

Los fundadores de estas firmas cuestionan su raíz al considerar que por ser familiar su negocio pierde valor frente a una gran empresa.

Existe una concepción equivocada sobre el potencial y la realidad de la empresas familiares, que pareciera ser un término peyorativo, pues nadie quiere asociarse o relacionarse con una empresa de este tipo; esto no es una cuestión propia del contexto nacional, sino mundial , afirmó Imanol Belausteguigoitia, director del Centro de Desarrollo de la Empresa Familiar del Instituto Tecnológico Autónomo de México.

Por eso, contar con procesos establecidos y trabajar en un plan de sucesión adecuado siguen siendo los grandes retos de las pymes mexicanas, coincidieron expertos durante el panel Mitos y verdades de la empresa familiar .

Bárbara Diez de Sollano, directora general de Gobierno Corporativo para Empresas Familiares, Pymes y SAPIs, declaró: La implementación por escrito de un gobierno administrativo y un plan de sucesión ayudan a esclarecer las funciones que desempeñarán los miembros de la familia dentro de la empresa y permiten profesionalizar el negocio, otorgándole confianza a los inversionistas y seguridad a sus empleados .

MÁS RENTABLES Y LONGEVAS

Pese a los mitos que rodean a este tipo de firmas, estudios indican que las empresas familiares son más longevas y productivas que otras; ya sean pequeñas, medianas y grandes, son más productivas y generan más beneficios que las organizaciones no familiares , aseguró Belausteguigoitia.

La gente cree que para que una empresa sea exitosa es necesario desfamiliarizarla y la realidad es que la familia puede aportar algo muy bueno a la empresa , destacó.

Una de las soluciones para establecer un modelo de Gobierno Corporativo que haga trascender de generación en generación a estas empresas es la elaboración de un plan de sucesión familiar que permita cumplir el objetivo de dejar la empresa en manos de familiares.

El primer paso, de acuerdo con Guillermo Cruz, también académico de la Universidad Anáhuac México Sur, es la realización de un diagnóstico que permita a los empresarios conocer los objetivos de la empresa y la vocación de cada miembro de la familia para saber si estar al frente de la empresa es uno de sus planes futuros.

Además, en el protocolo hay que establecer las bases de la administración y aclarar qué decisiones se deben tomar de forma grupal y cuáles de manera individual, pues es importante en la medida que el patrimonio va creciendo y le da fuerza a la empresa , recomendó el ponente.

[email protected]