El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, mantuvo sus críticas al acuerdo al que la firma de televisión por pago y de servicios inalámbricos AT&T llegó para comprar al grupo de medios Time Warner, un negocio que el Departamento de Justicia intenta detener con una demanda.

“No me voy a involucrar en un litigio, pero personalmente siempre he sentido que ése no era un buen acuerdo para el país”, dijo Trump en la Casa Blanca antes de viajar a Florida. “Creo que los precios van a subir, no creo que sea un buen negocio para el país”.

Ésta será una fusión seguida más de cerca que otras, debido a que Trump ha sido un fuerte crítico de CNN -que pertenece a Time Warner- y se opuso al plan de compra de AT&T en su campaña presidencial el año pasado, diciendo que concentraría mucho poder en manos de la firma.

El Departamento de Justicia demandó el lunes a AT&T, argumentando que utilizaría el contenido de Time Warner para obligar a sus rivales de televisión pagada a cancelar “cientos de millones de dólares más al año por los canales de Time Warner”.

El Departamento desestimó cualquier sugerencia de que la decisión se basó en “consideraciones políticas”. AT&T ha prometido defender en la Corte el acuerdo de 85,400 millones de dólares.

La medida del Departamento de Justicia de bloquear es “insensata” porque el acuerdo no plantea una amenaza para los consumidores, dijo a CNBC el abogado de AT&T, Dan Petrocelli.

“Queremos ir a la Corte lo más pronto posible”, agregó.

Las acciones de Time Warner subieron 2.1% a 89.56 dólares lo que señala que los inversionistas creen que el acuerdo tiene una buena probabilidad de ser aprobado.