Julio fue el mes en el que Ford decidió continuar con el legado de uno de sus vehículos más emblemáticos de toda su historia. Con él abrió un mercado para los fanáticos del manejo en terrenos agrestes con la posibilidad de llevar a la familia y disfrutar de la naturaleza. 

El nuevo Bronco, que contará con tres versiones (una hecha en México), está listo y gracias a su diseño, prestaciones y equipamiento se perfila como un éxito dentro de la industria automotriz.

50 años de emoción

El concepto del Bronco vio la luz en 1966 cuando Ford siguió la tendencia del mercado estadounidense que comenzó a optar por vehículos como el International Scout que ofrecían una carrocería de dos puertas, con una altura considerable con relación al piso, tracción 4x4 y la practicidad de transformar su carrocería. Ford entonces preparó los paquetes Roadster, Ranger Wagon y Pick Up

La segunda generación apareció en 1978; para 1980 Bronco recibió un cambio generacional al llegar la tercera entrega y contar por primera vez con la versión Eddie Bauer

En 1987 hizo su arribo la cuarta generación en la que el paquete más deseado fue el Silver Anniversary Edition (1991). Finalmente en 1992 apareció la quinta y última generación; el modelo dejó de venderse en 1996.  

Sport, desde Hermosillo

Cómo te conté al principio, una de las versiones se ensamblará en nuestro país. Esta versión denominada Sport tendrá dos motorizaciones y tres versiones: Big Bend, Outer Banks y Badlands

El motor EcoBoost de 2 litros turbocargado genera 245 caballos de potencia y un par de 275 lb-pie además de que equipa tracción 4x4 con función de bloqueo de diferencial. Por su parte los niveles Big Bend y Outer Banks se valen del  motor EcoBoost de 1.5 litros turbo de 181 caballos de fuerza y 190 lb-pie de par.

Para los dos motores Ford destinó una transmisión automática de 8 velocidades, mientras que Bronco Sport Badlands agrega la función SelectShift con paletas de cambio al volante.

Ford Bronco
Ford Bronco

Dos y cuatro puertas, imparables

Por su parte las carrocerías de dos y cuatro puertas nacerán en la planta Wayne, ubicada en Michigan. En estos casos se ofertarán los motores EcoBoost V6 2.7 litros que produce 310 caballos de fuerza y un par de 400 lb-pie. El segundo es el conocido EcoBoost 4 cilindros de 2.3 litros que alcanza los 270 caballos y un par de 310 lb-pie. 

Estos modelos presumen capacidades todoterreno para competir cara a cara contra Jeep Wrangler Rubicon. Cuentan con una transmisión manual de 7 velocidades, una marcha de bajo torque diseñada para hacerla más ágil en una pendiente, así como tracción 4x4 de funcionamiento automático. 

La segunda opción es una caja automática de 10 cambios con sistema SelecShift. Utilizan ejes Dana 44 AdvanTEK y Dana AdvanTEC; ambos pueden ordenarse con los bloqueos Performance TraK.

[email protected]