Con una inversión por 1,100 millones de dólares, Ford Motors Company producirá ahora la SUV de la familia Bronco Sport en su planta de Hermosillo, Sonora, en sustitución de sus modelos Fusion y MKZ que dejará de ensamblar el próximo 30 de julio, informó Jorge Vidal Ahumada, secretario de Economía en la entidad.

A lo largo de un año, la automotriz estadounidense se preparó para adaptar su planta de Sonora a los nuevos requerimientos del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), en la que se tuvo que invertir para preparar sus líneas de producción y arrancar operaciones el 22 de octubre próximo de su nueva unidad SUV que tendrá como destino principal EU.

En entrevista con El Economista, el secretario de Economía de Sonora dijo que Ford tiene contemplado producir 160,000 vehículos de la Bronco Sport al año en un primer turno, con el reto de alcanzar las unidades producidas anteriormente de los otros modelos, que ya eran 420,000 autos.

“Esto es producto de la confianza de una empresa tan importante como Ford, a lo que es en su planta de Hermosillo, y esto la gobernadora (de Sonora), Claudia Pavlovich, lo manejó de tiempo atrás con la discreción debida como ellos lo pidieron hasta lograr este anuncio mundial de la llegada de la familia Bronco al mercado”, confirmó.

Ayer 13 de julio, por la noche, Ford Motors Company hizo el lanzamiento mundial de Ford Bronco sobre su regreso como una nueva familia de vehículos “indomables”, que incluyen el modelo clásico de dos puertas y, por primera vez, uno de cuatro puertas todoterreno que los posicionará en líderes del segmento 4x4.

Durante el evento nocturno, se anunció que los nuevos modelos 2021 Bronco de dos y cuatro puertas se construirán en la planta de ensamblaje de Wayne, Michigan, Estados Unidos. Mientras que la SUV será ensamblada en México.

El funcionario explicó que ya existen los prototipos de la unidad y la empresa trae la inversión por 1,100 millones de dólares, sobre todo en la sección de pintura. Lo que se suma a otra inversión que sus proveedores (tier 1 y 2) de Ford han realizado para ajustarse a las nuevas reglas del T-MEC, monto que asciende a los 640 millones de dólares.

Por su parte, la gobernadora Claudia Pavlovich celebró la llegada de este nuevo modelo a la planta de Ford en la entidad. Aun cuando la pandemia por el Coronavirus se ha tornado complicada en todo el mundo, en Sonora se trabaja de manera muy responsable para enfrentarla y el área económica no es la excepción”. Mediante un comunicado, señaló que el inicio de producción del nuevo modelo es una muestra más de la confianza en la mano de obra sonorense.

[email protected]