Ante el retraso de la Oficina de las Naciones Unidas de Servicios para Proyectos (UNOPS) en la compra pública de medicamentos para el Estado mexicano, el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales para los Trabajadores del Estado (ISSSTE) ya cotizó la compra emergente de 158 claves de fármacos por 47 millones de piezas con empresas de la India, lo cual desplazaría a proveedores mexicanos que ya presentaron ofertas por 123 de esas claves, denunció la Asociación Mexicana de Laboratorios Farmacéuticos (Amelaf).

“Amelaf, exige que la industria farmacéutica mexicana sea tomada en cuenta y no sea desplazada, ya que es la industria farmacéutica nacional la que invierte, genera empleos y es la que paga sus impuestos en México, además de que fabrica medicamentos de calidad, confiables, seguros y de precios competitivos”, expresó la asociación en una nota informativa difundida ayer.

Y denunció que la tardanza en la compra de la UNOPS llevó al ISSSTE a cotizar con la agencia india Pharmexcil 158 claves de medicamentos que representan 47 millones de piezas a pesar de que las empresas mexicanas ya participaron en 123 de esas claves.

En el camino, la licitación de la UNOPS ha sufrido tres ajustes en fechas. En el plan original –presentado en octubre pasado–, la presentación de propuestas y adjudicación de contratos estaba planeada para realizarse el 25 de noviembre pasado, para iniciar el abasto el 1 de enero. Después, el cronograma se ajustó los primeros días de diciembre, a principios de enero y sufrió su último ajuste el 22 de enero pasado, cuando se definió que el suministro iniciaría en mayo.

El pasado 24 de marzo, el gobierno mexicano informó que, a dicha fecha, ya se habían adjudicado 98 millones de unidades de medicamentos correspondientes a 210 claves, por un valor de 18,000 millones de pesos. 

El universo de la mega compra –que sustituye al esquema de adquisiciones que encabezó el IMSS en los dos sexenios pasados, luego de los señalamientos de presunta corrupción del gobierno del presidente López Obrador– abarca 2,400 claves de medicamentos y un presupuesto aproximado de 100,000 millones de pesos.

“Amelaf, que representa a más de 40 laboratorios nacionales, expresa su preocupación por la falta de planeación con la que se viene realizando la adquisición de medicamentos en el mercado internacional”, externó la asociación, que agrupa fundamentalmente a productores de medicamentos genéricos.

El organismo alertó que los retrasos de la UNOPS han provocado desorden en el mercado de medicamentos, lo que ha llevado a “improvisaciones que afectan el abasto y los precios a los que se compra”, debido a que, por la falta de planeación, los institutos de salud públicos en México han tenido que recurrir a compras de emergencia por los escasos inventarios de fármacos de que disponen.

empresas@eleconomista.mx