La compañía italo-estadounidense Fiat Chrysler Automobiles (FCA) anunció la inversión de 1,000 de dólares en su planta de Michigan, Estados Unidos, para trasladar desde México la producción de la nueva generación de la camioneta RAM Heavy Duty en el 2020.

Esta inversión es adicional al anuncio por otros 1,000 millones de dólares en enero del 2017, cuando entró Donald Trump a la Presidencia de Estados Unidos, cuyo plan será la expansión de la línea de productos Jeep con la incorporación de los nuevos Jeep Wagoneer y Grand Wagoneer.

A través de un comunicado, la automotriz (que tuvo un notable crecimiento en producción en México durante el 2017) precisó que la planta de ensamblaje de camiones en Saltillo, Coahuila, será reutilizada para fabricar futuros vehículos comerciales para distribución global.

Desde que Donald Trump asumió el poder amenazó que a los vehículos producidos desde México se impondría un impuesto de 35%, y sin el TLCAN, las pick up serían las más afectadas.

Sergio Marchionne, director ejecutivo de FCA, informó que las acciones de inversión de planta están sujetas a la negociación y aprobación final de incentivos por parte de entidades estatales y locales, luego de la aprobación de la reforma fiscal en Estados Unidos, la cual reduce impuestos a las empresas que inviertan.

“FCA anunció hoy dos acciones posibles gracias, en parte, a la aprobación de la legislación de reforma tributaria de Estados Unidos a fines del año pasado: una inversión adicional en sus operaciones de fabricación en Estados Unidos y un pago especial para reconocer a los empleados por sus continuos esfuerzos para el éxito de la compañía”, destacó.

“Es justo que nuestros empleados compartan los ahorros generados por la reforma tributaria y reconozcamos abiertamente la mejora resultante en el entorno empresarial de EU”.

FCA fabrica en México la Ram 1500, Ram 2500/3500, Ram Mega Cab, Ram 3500 Chassis Cab, Ram 4500/5500 y DX Chassis Cab (mercado nacional), con gran flexibilidad para diversificar.

 

Sin contrapropuesta en regla de origen automotriz: AMIA

 

Más allá de una posible salida de Estados Unidos del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), la industria automotriz de la región muestra “optimismo moderado” para que las negociaciones comerciales continúen y se logre un buen acuerdo, sin cambios ni alteraciones a las reglas de origen en el sector.

Eduardo Solís, presidente de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA), reiteró: “La postura es muy clara: No tenemos ninguna postura diferente a modificar reglas de origen, porque ha sido muy exitosa y ha sido acordada por los tres países”.

En teleconferencia sostuvo que la industria automotriz mantiene comunicación directa con el gobierno mexicano y su equipo negociador del TLCAN 2.0, por lo que rechazó la existencia de una propuesta que modifique las reglas de origen automotrices, la cual posee 62.5% de contenido regional y ha demostrado éxito.

No obstante, en días pasados el titular de Economía, Ildefonso Guajardo, comentó que México está dispuesto a fortalecer las reglas de origen en el sector automotriz sin que se afecten las capacidades productivas, por lo que llamó a tener “sensibilidad”.