México exportó productos a Estados Unidos por un valor de 14,927 millones de dólares en mayo de 2020, lo que representó una caída interanual de 53.5% y su peor desplome desde 1986, de acuerdo con datos del Departamento de Comercio de Estados Unidos.

En términos de niveles, las ventas externas mexicanas tuvieron su monto más bajo desde julio de 2009, cuando ocurría la crisis financiera internacional.

El descenso obedece principalmente al cierre de plantas en México como consecuencia de la pandemia de Covid-19, así como a otros factores secundarios, como una menor demanda mundial. Por su parte, las exportaciones de China al mercado estadounidense sumaron 36,598 millones de dólares, una baja de 6.6%, a tasa anual.

China fue el país donde se detectó el primer caso del nuevo coronavirus a nivel mundial, pero su recuperación sanitaria fue una de las más rápidas y sus instalaciones industriales comenzaron en gran medida la reapertura desde abril, tomando ventaja de sus principales competidores exportadores.

Por su parte, las exportaciones de Canadá a Estados Unidos totalizaron 15,870 millones de dólares, un descenso de 45.7 por ciento. La producción de Canadá se reactivó antes que la de México. La minería fue catalogada desde un principio como una actividad esencial y las plantas automotrices arrancaron en buena parte desde mayo.

Las importaciones totales de mercancías de Estados Unidos cayeron 25.7% en mayo, a 163,929 millones de dólares.

Los resultados ocurrieron  antes de la entrada en vigor –el 1 de julio- del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), con el cual se puso fin a la intención del presidente Donald Trump, de eliminar el libre comercio en la región, al amagar con la salida de su país del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

Entre tanto, Estados Unidos y China mantienen una guerra comercial que ha beneficiado al resto de los países proveedores en el mercado estadounidense. Si bien ambas potencias han alcanzado un acuerdo parcial, llamado “Fase Uno”, éste se ha cumplido en menor medida de lo esperado y con el riego latente de cancelarlo.

Con tensiones intermitentes, la última de ellas por arrestos bajo la nueva ley de seguridad nacional en Hong Kong, que incluye medidas como cadena perpetua ante la subversión, el asesor económico de la Casa Blanca, Larry Kudlow, dijo que están “molestos con China” y que probablemente impondrán restricciones al comercio de equipo militar y otra tecnología sensible.

Además, algunos medios estadounidenses han difundido que la administración de Trump está preparando una serie de sanciones en contra de oficiales chinos por abusos a los derechos humanos de la comunidad musulmana de la región de Xinjiang.

En forma acumulada, de enero a mayo y sólo considerando productos, Canadá se colocó como primer socio comercial de Estados Unidos, con una participación en el total de intercambios (importaciones y exportaciones) de 13.8%, seguida por México (13.6%) y China (12.4 por ciento).

Por separado, en esos cinco meses, las exportaciones de Estados Unidos se dirigieron principalmente a Canadá (una participación de 17%), México (14.3%), China (6.9%), Japón (4.9%) y Alemania (4.1 por ciento).

Los cinco primeros proveedores externos del mercado estadounidense fueron en el mismo periodo: China (16% de porción) México (13.2%), Canadá (11.8%), Japón (5.6%) y Alemania (5.2 por ciento).

Abarcando el comercio de bienes y servicios, las exportaciones estadounidenses de mayo fueron de 144,500 millones de dólares, 6,600 millones menos que las ventas foráneas de abril del año en curso.

Al mismo tiempo, las importaciones fueron de 199,100 millones de dólares, 1,800 millones menos que las compras externas del mes inmediato anterior.

[email protected]