Un comité bipartidista de la Cámara de Representantes de los Estados Unidos solicitó investigar al empresario de medios de comunicación Remigio Ángel González y a otras cinco personas con actividades en naciones centroamericanas por posibles actos de corrupción, crimen organizado y acciones en contra los derechos humanos en esa región.

Las seis personas mencionadas en una carta del Comité de Asuntos Exteriores de la Cámara de Representantes dirigida al presidente Donald Trump, en la Casa Blanca, menciona a los salvadoreños José Aquiles Enrique Rais López y José Luis Merino, al hondureño Oscar Ramón Nájera, a los guatemaltecos Gustavo Adolfo Alejos Cambara y Luis Alberto Mendizábal Barrutia, así como al empresario de origen mexicano Remigio Ángel González, por posibles ilícitos cometidos en Guatemala.

La solicitud de investigación de este comité del Congreso estadounidense se ampara en una normatividad sobre derechos humanos denominada Magnitsky Human Rights Accountability Act y que faculta a los congresistas de Estados Unidos, entre otras acciones, en la realización de reportes acerca de individuos sobre los que pesan sanciones o presunción de delitos de corrupción y contra los derechos humanos en América Central.

“A medida que los Estados Unidos continúan apoyando los esfuerzos en la región del Triángulo Norte de América Central para luchar contra la corrupción y el crimen organizado, le pedimos que determine si las siguientes personas cumplen con los criterios para rendir cuentas bajo el Magnitsky Human Rights Accountability Act. Esperamos un diálogo continuo con la Casa Blanca para apoyar la implementación robusta de esta normativa y los esfuerzos de los Estados Unidos para combatir la corrupción y los abusos contra los derechos humanos en la región del Triángulo Norte de Centroamérica y en todo el mundo”, dijeron los congresistas en su carta a Donald Trump.

Un magnate de medios latinoamericanos

Remigio Ángel González es propietario de distintos medios de comunicación repartidos por toda la geografía de América Latina a través de su holding Albavisión. Desde Guatemala hasta Ecuador, este empresario es dueño de estaciones de radio, canales de TV y periódicos. Su carrera comenzó en 1971, vendiendo telenovelas mexicanas en América Central. Periodistas locales y organizaciones civiles han afirmado que en algunas naciones opera con testaferros.

De acuerdo con la carta de los congresistas de Estados Unidos a la Casa Blanca y la Asociación Interamericana de Prensa, Remigio Ángel González está presente en 11 países de América Latina y posee 35 canales de televisión, incluidos La Red, en Chile; ATV, en Perú; SNT, en Paraguay, y Canal 9 en Argentina. También cuenta con 114 estaciones de radio, dos compañías de periódicos y varias salas cinematográficas.

Hace poco que ingresó con fuerza a la televisión de México tras las recientes licitaciones del Instituto Federal de Telecomunicaciones de los últimos dos años.

González, conocido en la industria de radiodifusión como “El Fantasma”, ha vivido en Miami desde 1987 y de acuerdo con los congresistas, “ha sido capaz de eludir las leyes que prohíben los monopolios o restringir la propiedad extranjera de los medios nacionales mediante el uso de compañías fantasmas dirigidas por familiares locales, amigos y suplentes”.

Los congresistas presumieron, como uno de varios ejemplos, que en Guatemala sus propiedades se encuentran a nombre de su esposa Alba Elvira Lorenzana Cardona, de nacionalidad guatemalteca y con la que creó Albavisión en 2008. Esta persona también fue implicada en un acto de corrupción por el Ministerio Público de Guatemala relacionado con un financiamiento ilegal para la campaña presidencial de Otto Pérez Molina y Roxana Baldetti. El caso fue conocido entonces como “Cooptación del Estado” y del mismo, los funcionarios estadounidenses detallan más en este informe.

La Sociedad Interamericana de Prensa y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos han expresado su preocupación por el monopolio de González y su impacto en la libertad de expresión en América Latina.

El Fantasma ganó canales del IFT de México

Remigio Ángel González es dueño de Telsusa Televisión México, un postor que realizó ofertas por 12 señales de televisión abierta, en la reciente licitación de TV digital del IFT.

Las concesiones ganadas por Telsusa cubren diversas plazas de Campeche, Guanajuato, Jalisco, Nuevo León, Puebla, Tlaxcala, Quintana Roo, Veracruz y Yucatán.

El canal de mayor valor por monto económico que Telsusa pagó fue el 99 de Puebla y Tlaxcala: 68 millones 328,000 pesos.

A mediados de 2017, los comisionados del IFT debatieron sobre la posibilidad de permitir el ingreso de este empresario a la licitación de TV digital de ese año.

Con tres contra cuatro votos, se definió su participación a favor por no hallarse más elementos que lo relacionaran con otros agentes ya establecidos en el negocio de la televisión mexicana y que por tanto, este hecho hubiera vulnerado las políticas de competencia y concurrencia en la subasta para espectro de TV de entonces.

En una sesión, tres comisionados votaron en contra de que se le otorgara constancia de participación por las sospechas de actos de corrupción. Al final, los comisionados del IFT definieron que no había impedimento para que Telsusa de Remigio Ángel González entrara a la IFT-6 de TV digital.

El Fantasma ofertó un total de 262 millones de pesos por 12 canales de televisión en México que se suman a su red de emisoras por todo el sur del continente americano.

Queda en suspenso ahora si una investigación de los Estados Unidos frena la compra la compra de equipos para los canales que recién adquirió Telsusa al IFT.