Volkswagen (VW) anunció que sus ventas de noviembre en Estados Unidos cayeron 24.7% tras el escándalo de los autos trucados, pero el resto del sector automotriz anunció cifras récord de venta.

El gigante automotriz anunció haber vendido 23,882 autos nuevos el mes pasado contra 31,725 del mismo mes de 2014, mientras que, a nivel mundial el fabricante automotriz vendió 490,000 vehículos en octubre, un 5% menos que el mismo período del año anterior.

VW atribuyó la caída a la detención de las ventas de modelos diésel, acusados por Estados Unidos de utilizar un artificio que les permite falsear sus emisiones de gases contaminantes.

Adaptar auto diésel a normas dejará de ser rentable

La adaptación de los motores diésel a normas cada vez más estrictas dejará de tener sentido económico en algún momento en el futuro, dijo el director ejecutivo de la automotriz alemana BMW, aunque sin explicar cuándo ocurriría.

Harald Krueger fue citado por el diario alemán Handelsblatt, diciendo que el objetivo de gasto de combustible y emisiones de la Unión Europea a partir de 2020 sólo pueden conseguirse con diésel.

Sin embargo, agregó, el "asunto se dará en el futuro cuando simplemente no sea económico adaptar el coche diésel a las demandas de una legislación cada vez más ambiciosa". La energía eléctrica jugará entonces "un papel decisivo".

Preguntado por el efecto que ha tenido el escándalo de falseamiento de emisiones de Volkswagen sobre BMW, Krueger dijo que todavía no hay repercusiones en la demanda pero que aún es demasiado pronto para calcular las consecuencias en el largo plazo.

mfh