Andrés Conesa, director general de Aeroméxico reconoció este miércoles que se había difundido entre sus empleados una misiva que los invitaba a “no votar con enojo en las elecciones del 1 de julio”, de acuerdo con el diario Reforma.

La declaración sucede luego de que el candidato presidencial Andrés Manuel López Obrador pidió el 22 de mayo pasado a varios empresarios mexicanos, entre ellos Andrés Conesa, que dijeran si habían difundido cartas a sus empleados para que votaran por Ricardo Anaya Cortes, candidato de la coalición Por México al Frente.

En el evento del lanzamiento oficial de las carreras de Piloto Aviador Comercial y Técnico Superior Universitario en Gestión de Servicios de Aviación, Seguridad y Hospitalidad, las cuales darán inicio el 20 de agosto, el empresario resaltó que la carta difundida a sus miembros se distingue ya que la empresa Aeroméxico es distinta.

Las expresiones de Conesa a los empleados de la compañía se suman a una lista de mensajes de líderes empresariales que advierten de la llegada de un supuesto gobierno populista, que encabezaría López Obrador en caso de ganar las elecciones presidenciales del 1 de julio, y que alertan de una supuesta ola de populismo. En los mensajes, los líderes corporativos piden razonar el voto y, sin hacerlo explícitamente, sugieren a sus empleados evitar la opción de López Obrador.

De acuerdo con la nota de Grupo Reforma, en el comunicado Andrés Conesa hacía una petición a sus empleados para que no ejercieran un voto con enojo y para que se informaran sobre los proyectos de los candidatos a la Presidencia de la República.

En el evento, Conesa enfatizó en preservar lo que Aeroméxico ha ganado, "algo que te lleva mucho tiempo lograr, lo tienes que atesorar y cuidar (...), la idea es a todo mundo invitarlo a que hagamos nuestro esfuerzo y todos trabajemos muy fuertemente para preservar lo que tanto trabajo” dijo en la presentación.

Conesa dijo que Aeroméxico no ha tomado ninguna medida precautoria ante la llegada de un nuevo Gobierno, y que la compañía permanente se cubre ante factores de riesgo como el tipo de cambio, pero que trabajará con quien gane los comicios del 1 julio.