Puebla, Pue. En los distintos sectores productivos hay empresas poblanas a las que les está costando reactivarse porque no tienen una planeación en la cual consideren una inversión, motivo por el que no aguantarán el arranque de año en un entorno donde las ventas serán mínimas por los próximos tres o cuatro meses, debido a que los mercados están contraídos por la pandemia de Covid-19

El presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) local, Fernando Treviño Núñez, dijo que las empresas relacionadas con el sector turístico, como son restaurantes y hoteles, tienen un panorama difícil y están desprotegidas porque 60% de los ingresos están vinculados con la llegada de vacacionistas. 

Comentó que operar a 30% de capacidad tampoco es una garantía de que el mercado local responda, sobre todo cuando tienen limitaciones en los gastos por la cuesta de enero que se prolonga hasta febrero. 

En el caso de comercios insistió que para la compra de mercancía, cubrir salarios, así como solventar otros pagos fijos de por lo menos tres meses en que verán escasos ingresos, requieren tener un fondo que ayude a paliar la baja actividad, porque de lo contrario habrá más cierras de empresas.

“Todos los empresarios necesitamos elevar ingresos para hacer frente a las obligaciones con el personal y proveedores en plena pandemia, pero es necesario que contemos con un fondo para sobrevivir en la reactivación”, apuntó.

Créditos

Indicó que los créditos bancarios no son la opción en este momento, por lo que será bueno recurrir a buscar apoyo con familiares o conocidos. 

A cinco meses de la reapertura en agosto pasado y con dos paros temporales de las actividades no esenciales a finales de diciembre y en enero, hubo empresas que no aguantaron con las bajas ventas y cerraron o realizaron despidos, expuso Treviño Núñez.

En este tenor, exhortó al gobierno estatal que no aplique más cierres por el alza de contagios de Covid-19, ya que frena la reactivación económica; además pone al borde de la quiebra a los empresarios, sobre todo a micro y pequeños.

Entre las distintas cámaras empresariales coinciden que este primer semestre del 2021 no verá algo de recuperación o será muy mínima en algunos sectores, cuyas metas de venta también son bajas.

Comentó que regresar a las actividades bajo la nueva normalidad los ha obligado a que hagan inversiones permanentes y altas, hasta de 20,000 por mes, para proteger con equipos y productos de limpieza al personal, debido al contacto frecuente entre ellos o con clientes. 

estados@eleconomista.mx