Las empresas familiares son parte de un sector importante de la economía que no ha tenido la atención que merece y que permanece como un pasivo por remediar, señaló Luis Miguel González, director editorial de El Economista.

Durante la inauguración del Foro Empresas Familiares, González señaló que l as empresas familiares forman parte del ADN de nuestra economía, por lo que es urgente institucionalizarlas y profesionalizarlas.

Para El Economista, es necesario mejorar la cobertura en este sector y estar más cerca de la problemática de las empresas familiares ya que 90% de las empresas en México tienen esta condición.

La urgencia de acercarse a estas agrupaciones es porque cerca de 80% de las asociaciones familiares no trasciende la primera generación y solamente 3% llega a una tercera. Además, sufren alta tasa de muerte cuando llega el momento de una sucesión.

Luis Miguel González consideró que esto, más que ser un problema de las empresas familiares, es una dificultad de la sociedad en general. Así, es un reto para los medios reflejar la grandeza de esta figura de negocio.

El papel de los medios en siglo XXI es poner en contacto a quien tiene un problema con quien tiene una solución para el mismo problema , completó González en esta reunión que forma parte de la serie de Foros organizados por El Economista.

RDS