La perspectiva de los empresarios sobre la situación económica presente y futura de la economía mexicana, que ha favorecido el clima de inversiones, ha mejorado y fortalecido su confianza durante marzo. Por primera vez en cinco meses el Índice de Confianza Empresarial (ICE) creció de forma generalizada en el sector de la construcción, comercial y manufacturero.

La confianza de los comerciantes resaltó con el mayor avance respecto al mes previo, con un alza de 0.7 puntos en cifras desestacionalizadas. De acuerdo con la información del Inegi publicada este martes, el incremento en la confianza del sector comercial es el primero tras acumular cuatro meses de caídas consecutivas.

La situación económica futura del país y el clima de inversiones es lo que más mejoró desde la óptica del sector comercial. Comparados con febrero estos elementos ganaron 3.3 y 2.7 puntos, respectivamente. Empero las condiciones de sus empresas en el presente y futuro resaltaron como los rubros que restaron al ICE.

En opinión de los empresarios de la construcción, una mejor evaluación de la situación de la economía en este momento (alza de 2.6 puntos) y su calificación de este como el momento adecuado para invertir (crecimiento de 0.3 puntos), permitieron al ICE avanzar 0.6 puntos en marzo.

Para los empresarios de este sector la situación económica a futuro tanto de la economía como de su empresa, además de las condiciones actuales de sus negocios, son los elementos que siguen generándoles preocupación.

El ICE de la manufactura acumuló siete meses de crecimiento sostenido con un incremento de 0.1 puntos, apoyado en las mejoras que reportó su evaluación de la situación económica futura del país y de la situación económica en este momento de su empresa. Frente a febrero estos dos rubros sumaron 0.6 y 0.4 puntos, en cada caso. Sólo la situación económica esperada para su empresa resaltó con una caída de 0.5 puntos en el comparativo mensual.

Las expectativas del sector empresarial reportaron resultados mixtos ya que, por una parte, éstas mejoraron significativamente en el caso del sector de la construcción y del manufacturero, pero cayeron para el ramo comercial.

En comparación con febrero las expectativas de la construcción aumentaron 2.0 puntos, en cifras ajustas por estacionalidad. Su perspectiva ha futuro ha mejorado gracias a que esperan tener más obras como contratista principal.

En el sector de la manufactura la expectativa avanzó 1.1 puntos en el mes, con mejores perspectivas para la producción.

El indicador comercial retrocedió 0.2 puntos respecto a febrero, con dudas especialmente sobre los inventarios de mercancías y sobre los ingresos por consignación y/o comisión.

[email protected]