Automatización del empleo, un riesgo mayor para las mujeres: Lagarde

La tendencia a la automatización de los trabajos genera importantes desafíos para las mujeres. Ellas enfrentan un riesgo mayor que los hombres de perder sus puestos de trabajo, porque muchas de sus ocupaciones tienen mayor riesgo de ser reemplazadas por máquinas, además de que en muchos casos no cuentan con la formación académica para adaptarse al cambio, advirtió la directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde.

Las mujeres están subrepresentadas en campos donde el empleo está creciendo y es mucho mejor remunerado, como la ingeniería y la tecnología de la información, consignó.

Durante su segundo día de visita en México, al participar en la conferencia de apertura del Women’s Forum Americas 2019, sugirió una serie de políticas que podrían promover la igualdad de género y el empoderamiento de la mujer en medio de la automatización del mercado laboral.

Desde la escuela básica, sería pertinente abrir los espacios para acercar a las niñas a las matemáticas, el álgebra, las ciencias y la tecnología. Con ello se podrían romper los estereotipos de género e incrementar el número de mujeres en campos científicos, consideró.

A un lado de la CEO del Women’s Forum for the Economy & Society, Chiara Corazza, comentó la pertinencia de cerrar la brecha de género en los puestos de liderazgo, quizá ofreciendo servicios de cuidado asequible.

También se podría cerrar la brecha digital de género si los gobiernos dedican una proporción del presupuesto público a la inversión en infraestructura de capital, y garantizando acceso al financiamiento y la conectividad.

Y quizá uno de los más importantes es facilitar la transición para los trabajadores mediante la capacitación y prestaciones que estén vinculadas a cada persona y no al puesto de trabajo.

Reconoció que al llegar al cargo se dio cuenta que, más allá de las responsabilidades que trae dirigir una de las instituciones de Bretton Woods, había mucho trabajo por hacer en los países miembros para mejorar la condición de vida de las mujeres.

Invertir en ellas

De acuerdo con la directora del FMI, las mejoras en la economía de un país tendrían un impacto determinante en las mujeres.

Explicó que los programas de asistencia social deben redirigirse, de manera que tengan impacto en las mujeres. Destacó que al revisar el apoyo que otorgarán a un país, ella personalmente insiste en ver a la gente detrás de los números.

Compartió que ella ya es abuela y, desde su posición como líder en el FMI, se ha querido asegurar de “que mis nietas en particular enfrentarán un mundo donde nadie las deseche por ser mujeres, donde ellas puedan decidir tener hijos o no, donde una mujer pueda aspirar a ser científica, o matemática, un mundo donde una mujer pueda ganar un premio nobel de economía, o de ciencias”.

Rediseñarán programa de financiamiento para proyectos de emprendedoras

El gobierno federal rediseñará el programa de financiamiento para proyectos encabezados por mujeres que se lleva a cabo a través de Nacional Financiera (Nafin) y el Banco de Comercio Exterior (Bancomext), adelantó Alfonso Romo, jefe de la Oficina de la Presidencia.

El funcionario federal explicó que se tomará un programa que ya existía de administraciones pasadas para mejorarlo y privilegiar el apoyo a ideas y proyectos sólidos.

“No es un tema de género, es un tema de ideas, de poder tener claridad para financiar buenos proyectos, apoyar ideas exitosas”, expuso en el Women’s Forum Americas 19.

Otro de los proyectos de la administración de Andrés Manuel López Obrador para generar mejores condiciones para las mujeres del país está relacionado con la educación. Alfonso Romo detalló que el Plan Nacional de Desarrollo 2019-2024 tiene un fuerte énfasis en la formación de los estudiantes en ciencia y tecnología.

“Estamos apuntando a revolucionar la educación en México”, dijo. Las políticas públicas en este tema estarán enfocadas en despertar el interés por la ciencia en los estudiantes sin importar su género y “desde que están en el kínder”. Esto con el propósito de contar en el mediano plazo con una fuerza laboral sólida, con gran participación femenina y con las competencias necesarias para hacer frente a las demandas del futuro del trabajo en el mercado global.

Otra iniciativa será la implementación de un programa para capacitar a técnicos en programación con un entrenamiento intensivo con duración de pocos meses.

“Es un programa paralelo a Jóvenes Construyendo el Futuro; un plan B para las industrias del futuro”, expuso.

Retos de la equidad de género

Alfonso Romo compartió que fue formado en un ambiente con equidad de género plena, por lo que para él no existen diferencias entre hombres y mujeres. Sin embargo, reconoció que todavía hay mucho camino por recorrer para lograr este principio a nivel de nación.

Sin embargo, el jefe de la Oficina de la Presidencia llamó a las mujeres a asumir más riesgos. Explicó que en el periodo de transición entre ambos gobiernos participó en el proceso de entrevista para definir los integrantes del gabinete y varias de las candidatas que fueron consideradas no aceptaron la invitación.

“No todas estaban dispuestas a asumir el reto”, expresó.

El funcionario admitió que a pesar de que a nivel del servicio público se logró en la presente administración la paridad de género en el gabinete, las mujeres no tienen el mismo apoyo en el sector privado para ocupar posiciones estratégicas.

“Tenemos que hacer un esfuerzo mayor para incluir a más mujeres en cargos directivos en las empresas”, aseveró el funcionario. Y reconocíó que las compañías internacionales están más avanzadas que las mexicanas en esta materia.