En mayo pasado se generaron 38,961 empleos formales, registro que es el mejor para un mes de mayo desde el 2014, pero queda por debajo de las previsiones de reactivación del gobierno de México.

La cifra es el saldo de la pérdida de 13,255 plazas eventuales, que fueron más que compensadas por las 52,216 altas de contratos permanentes durante el mes pasado, de acuerdo con los registros del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Así al quinto mes del año, se habían recuperado 613,492 empleos de los un millón 117,584 de puestos de trabajo cancelados entre marzo y julio del año pasado por la crisis económica que detonó la pandemia de Covid-19, quedando pendientes 504,092 contrataciones para que la nómina nacional vuelva a su nivel prepandémico (20 millones 613,536 personas).

En su última previsión sobre el tema, a principios de marzo pasado, el presidente Andrés Manuel López Obrador pronosticó que al cierre de este mes de junio se recuperaría la totalidad de los empleos perdidos por la pandemia.

“Estamos pensando que para mediados del año ya vamos a tener de nuevo los 20 millones 500,000 (sic) empleos formales de trabajadores inscritos, mujeres y hombres, en el Seguro Social, lo que teníamos antes de la pandemia”, afirmó el presidente en su conferencia matutina del pasado 5 de marzo.

Al 31 de mayo había registrados ante el IMSS 20 millones 109,444 trabajadores, cifra 2.7% superior a la observada al cierre de mayo del 2020 y que representa un rebote estadístico, pues hace un año la nómina nacional había decrecido 3.9% anual, por la suspensión de actividades económicas no esenciales.

Durante los primeros cinco meses del año, los nuevos empleos suman 335,712, de modo que “tenemos un déficit aún de empleos; más de 500,000, y sólo considerando los que se necesitan para regresar a los niveles previos a la pandemia; pues faltan todos aquellos que demandan las personas que se incorporan al mercado de trabajo cada año”, comentó Armando Leñero, presidente del Centro Federal de Estudios del Empleo Formal (CEEF).

Por sectores, la nómina del sector de la construcción fue la de mayor crecimiento anual, con un avance de 14.4% a un millón 560,734 trabajadores. Le siguió la industria de la transformación, que creció 5.2% a cinco millones 581,011 empleados.

Atrás figuraron los sectores de transporte (+3.9%), la industria extractiva (+3.2%), el comercio (+1.3%), servicios sociales (+0.01%), el sector agropecuario (-0.3%) y el de electricidad (-0.3 por ciento).

Si bien son números positivos en general, todavía no estaremos en los niveles previos al Covid. Así que estaríamos hablando de una tendencia recuperación hasta el segundo o tercer trimestre del próximo año”, dijo Alberto Alesi, director de ManpowerGroup México.

La firma de subcontratación prevé la creación de 400,000 puestos laborales al cierre del 2021, mientras que los especialistas en economía que encuesta el Banco de México cada mes pronosticaron en mayo la generación de 460,000 plazas (25,000 plazas más que en abril y 78,000 más que lo previsto en enero).

(Con información de Octavio Amador)

pilar.martinez@eleconomista.mx