El empresario estadounidense Elon Musk consiguió el permiso oficial con el que puede vender productos de Internet inalámbrico satelital en México a través de la marca Starlink, que en este país es dirigida por la empresa Starlink Satellite Systems México, S. de R.L. de C.V.

Esta compañía, de reciente constitución ante las autoridades hacendarias, tramitó el permiso correspondiente ante el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) y esa autoridad le entregó un título habilitante que se conoce como “autorización” para enviar y recibir señales satelitales hacia y desde satélites extranjeros con cobertura en México.

La empresa Starlink Satellite Systems México despacha en Lago Alberto 442, en la colonia Anáhuac de la alcaldía Miguel Hidalgo de la Ciudad de México.

Starlink Satellite Systems solicitó su autorización el 2 de abril de 2021 y luego de un análisis que el IFT hizo el 24 de mayo, entregó el permiso el día 28 de mayo pasado y ordenó a Starlink tener listo sus servicios en un plazo máximo de 180 días naturales, con lo que los consumidores mexicanos conocerían a más tardar el día jueves 28 de octubre próximo un servicio ofrecido por Starlink de Elon Musk.

Starlink ha prometido comercializar productos de Internet fijo satelital en México y para ello, el Instituto Federal de Telecomunicaciones le entregó esa autorización con cobertura nacional y una vigencia de diez años, al 2031, prorrogables por plazos iguales, si Starlink acredita los criterios que el IFT le ha establecido en su título.

La compañía ya ofrece planes de servicio en Estados Unidos, por un precio de 99 dólares y con velocidades de navegación a 1 Gbps.

La empresa venderá Internet satelital desde las bandas radioeléctricas Ka y Ku, entre las más idóneas para prestar el servicio de Internet por satélite por su calidad de señal y a precios razonablemente accesibles para el consumidor.

En principio, Starlink cubrirá México a través de la red de satélites Steam-1, Steam 2 y Steam-2B.

La empresa no ha descartado sumar más flota satelital para atender a toda la región y eventualmente comenzar a vender un producto de Internet ultrarrápido con tecnología 5G.

El empresario Elon Musk tiene la idea de utilizar una constelación de 12,000 satélites para llevar a Starlink por todo el mundo. A esa constelación, Musk la llama SpaceX y de mientras ha logrado reunir una flota de 1,800 satélites para ese fin.

A la par de Elon Musk, otras dos empresas mexicanas de reconocida presencia consiguieron en las últimas semanas una habilitación para vender directa e indirectamente productos de Internet en México.

Se trata de Elektra Satelital S.A. de C.V, que puede comercializar Internet a nivel México de manera directa.

También destaca Claro TV, que igualmente puede comercializar capacidad satelital desde la flota de satélites Star One D1, pero de manera indirecta, por lo que esta podría ser una posibilidad de insumo para Starlink.

 

 

kg