El incremento a los salarios “no pueden ser objeto de decreto”, advirtió el sector empresarial de México, pues si bien existe un acuerdo de analizar las condiciones, es peligroso dar saltos con los incrementos de los mínimos.

Juan Pablo Castañón, presidente del CCE, dijo que existe coincidencia de superar la línea de bienestar de la Coneval, de tener salarios por arriba de los 98 pesos, pero serán con acciones responsables y poco a poco.

Para ello, el CCE planteó un decálogo para impulsar el empleo formal: Promover un mayor cumplimiento de la ley; consolidar la fortaleza macroeconómica; alianzas público-privada para detonar la inversión en infraestructura;  desarrollo de las Zonas Económicas Especiales; mejor ambiente de negocios en el país;  competencia de mercados; apertura comercial; profundizar la reforma laboral; reducir la carga fiscal  y detonar un mayor financiamiento.

“Todos queremos superar la línea bienestar de Coneval, es un consenso. Lo hemos hecho bien sin efecto faro ni dominó. Hemos ido durante el sexenio acordando incrementos paulatinos, pero constantes y se ha incrementado más de 17% de los que ganan salario mínimo  que están en la informalidad”, expresó Castañón.