La pelota ya casi está en la cancha, y la fiebre futbolera no distingue horarios laborales. ¿Qué podemos hacer si los tres primeros partidos de la Selección Mexicana en el Mundial de Sudáfrica serán transmitidos en horarios de trabajo?

Por el lado de los empleados, recurrir al famoso retardo o faltar no es la solución, refieren especialistas de Manpower y Adecco.

Y es que para los trabajadores que laboran en sectores como servicios y comercio, el problema será menor, ya que podrán tener mayores oportunidades de ver los partidos, sin embargo, para quienes se encuentran en industrias como la minera o en líneas de producción de grandes fábricas, el asunto es más complejo.

Héctor Márquez, director Comercial de Manpower México, Centroamérica y República Dominicana, considera que alrededor de 70% de los trabajadores del país podrían ser apoyados por sus empresas para ver el mundial de Futbol de Sudáfrica 2010.

Así, por el lado de las organizaciones, lo ideal es que definan una estrategia a seguir para poder vivir el Mundial de forma ordenada, ya que este tipo de eventos generan un fervor bastante fuerte que se traduce en la mayoría de las ocasiones en un alto ausentismo o en los famosos retardos , explica Alberto del Castillo, director de Selección y Consultoria de Adecco México.

Juego limpio

Los expertos recomiendan a las empresas lo siguiente:

1.- Dar 2 horas para ver el partido.

2.- Habilitar salas de juntas o auditorios para tal fin

2.- Poner televisores en áreas de trabajo o dejar que los empleados los lleven.

3.- Darles refrescos, botanas y hacer otras mecánicas de convivencia e integración de equipos.

Incluso, Del Castillo detalla que algunas empresas están otorgando playeras verdes para poder otorgar a su personal, con el logotipo de la empresa, cuestiones que ayudan a generar un sentido de pertenencia.

El mejor marcador

Así, echando mano de la flexibilidad, la organización gana en:

1.- Motivación...Todos sabemos que un empleado motivado es más productivo.

2.- Es mejor que estén en la Empresa a que falten. (Además de que la gente se controla más en su lugar de trabajo que fuera).

3.- Servirá para generar un mejor clima, compañerismo (todos por un mismo objetivo), mejorar relaciones de trabajo y sentido de pertenencia a la organización.

Y además hay que pensar con simple lógica en que la afición es más grande que los controles, el que lo quiera ver lo podrá ver a través de la tecnología actual, como el internet, añade Héctor Márquez.

Todo se define en tiempos extras

Pueden reponer el tiempo el mismo día o bien durante la misma semana, trabajando media hora más por jornada.

Estas acciones pueden llevarse a cabo, ya que a diferencia del año pasado en que había una crisis económica, existen las posibilidades de tomar acuerdos sin que se perjudique la productividad laboral.

empresas@eleconomista.com.mx