El Buen Fin significa una oportunidad para los comercios minoristas de saber qué quieren los consumidores y cómo pueden atender esas necesidades, debido a que temporadas como esta incrementan de manera natural la demanda de productos y servicios. Se calcula que 8 de cada 10 consumidores mexicanos espera realizar alguna compra durante estas temporadas, de acuerdo con los resultados del estudio Connected Shoppers de Salesforce, una compañía que ofrece software para el comercio electrónico.

La campaña de promoción de consumo El Buen Fin es un "momento crítico" que permite "comprender los motivos de los consumidores y sus hábitos de compra". Marcas y comercios minoristas deben analizar y trabajar sobre los factores que motivan a los consumidores a realizar compras para competir con las grandes marcas que también ofrecen tiendas en línea, de acuerdo con Pilar García, directora general de Salesforce en México.

El Buen Fin abre una puerta para entender cuáles son los incentivos de compra para los mexicanos; si prefieren promociones exclusivas, facilidades de envío o estrategias más dinámicas para recolección en tienda. “Las marcas necesitan generar estrategias sólidas de compra en línea y desarrollar plataformas de comercio digital que ofrezcan a los usuarios las experiencias de primera calidad que demanda el mercado actual”, dijo García, citada en comunicado.

El Buen Fin 2019, se realizará del 15 al 18 de noviembre de 2019. Durante ese fin de semana largo, que coincide con el puente por el aniversario de la Revolución mexicana, alrededor de 60,000 comercios ofrecerán descuentos y promociones a los consumidores.

Ventas del Buen Fin 2019
Se proyecta que esta edición las ventas aumenten 5% desde los 112,400 millones de pesos de 2018, de acuerdo con cifras de la Secretaría de Economía.

Tendencias de comercio

El estudio Connected Shoppers de Salesforce identificó algunas tendencias emergentes que sigue el consumo privado en México, entre las más importantes se encuentran:

  1. la pelea entre los gigantes y los minoristas de las ventas electrónicas
  2. la necesidad de vincular a los clientes con la marca
  3. la oferta de múltiples canales de pago para aumentar clientes e ingresos
  4. la constante confianza que tienen los consumidores en las tiendas físicas

Gigantes del comercio vs. minoristas

Las marcas de comercio minorista continúan ganando mercado mexicano, de acuerdo con cifras de Salesforce: 21% de las compras en línea las concentran los gigantes del comercio, mientras el otro 21% pertenece a los pequeños operadores. El resto se reparte en otros puntos de compra.

Identificar aspectos de consumo de los clientes es de suma importancia para que los comercios minoristas, especialmente los electrónicos, ganen espacio en el mercado nacional.

Dar múltiples opciones y fortalecer vínculos

Otra tendencia que ha tenido buenos resultados en el mercado de consumo nacional es entender al cliente. El 64% de los consumidores en México asegura que cuando va a comprar en línea ya tiene una marca específica en mente, esta situación refleja la importancia de “hacer clic” con el cliente.

Para mejorar las experiencias de los usuarios en línea de comercios minoristas es importante entender lo que buscan o necesitan, hacer que se identifiquen con la marca y sus productos y ofrecerles más de una o dos maneras para hacer sus compras, debido a la diversificación financiera que experimenta la población:

  • 41% de los consumidores ya usa la billetera electrónica.
  • 37% recurre a redes sociales.
  • 22% usa aplicaciones de mensajería instantánea para efectuar sus pagos.

Entender que no compiten con las tiendas físicas

El comercio electrónico se hace cada vez más presente dentro del mercado nacional, sin embargo, la mayor parte de las compras y de los consumidores continúa visitando las tiendas físicas, incluso si no compra.

En México los consumidores aseguran que asistir a las tiendas físicas de comercio les brinda más confianza porque pueden observar los productos que ofrece la marca de manera más detallada, pueden adquirirlos de forma inmediata y además vivir la experiencia que ofrece el lugar. De hecho, aun cuando ordenan en línea, el 62% de los consumidores mexicanos recoge sus pedidos en la tienda física de la marca.