La Secretaría de Economía presentó el plan de reactivación económica de México para hacer frente a la crisis provocada por el Covid-19, que contempla cuatro pilares estratégicos —mercado interno, facilitación a la inversión, comercio exterior y regionalización de los sectores— y en el que se tienen contemplados apoyos económicos y estímulos fiscales que avalaría la secretaría de Hacienda y el Congreso.

Tatiana Clouthier Carrillo, nueva titular de la secretaría de Economía, afirmó que a los pilares presentados se les dará un seguimiento trimestral. Uno de “los temas más esperados por todos es el apoyo a las mipymes. Esto viene con financiamiento con apoyos Covid, capacitación digital (…) especialmente a las mujeres, y la promoción, que consideramos fundamental, de lo que viene siendo el consumo local”.

Así que entre los principales respaldos se encuentra la colocación de 60,000 créditos a la palabra, cuyos apoyos van con montos de 25,000 pesos, y otro bloque de apoyos que se detallarán en el próximo mes de febrero.

Durante su primera conferencia de prensa —virtual—, la funcionaria informó que se tendrá un presupuesto de 1,600 millones de pesos para los 60,000 apoyos de Crédito a la palabra: 20,000 a las personas que quedaron desempleadas, otros 20,000 para mujeres cabeza de negocios y 20,000 más para comercios cumplidos.

“De los programas que tenemos, tenemos de apoyo adicional para la recuperación económica de pequeñas empresas. Estos programas se encuentran ya a punto de ser lanzados a principios de febrero”, mencionó.

Como parte del apoyo gubernamental, se encuentra el programa emergente de reactivación económica para las tortillerías, para lo cual se trabaja en un Fondo de Capitalización e Inversión del Sector Rural, ya que la idea es que se apoyen aquellas tortillerías que tienen de uno hasta 50 empleados, y que se ven en la necesidad de liquidez para poder tener el capital de trabajo.

También, anunció que se apoyará a la industria restaurantera, donde el objetivo es apoyar a los formales y afrontar a los retos que ha dejado la pandemia del Covid-19, que ha dejado a este sector en vulnerabilidad por el cierre de operaciones. De acuerdo con la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y de Alimentos Condimentados (Canirac) han bajado cortinas definitivamente cerca de 120,000 restaurantes en el país, que ha arrojado desempleo por 400,000 trabajadores.

El plan presentado por la Secretaría de Economía está vinculado con el Plan Nacional de Desarrollo, destacó Clouthier, en donde la Secretaría tiene como mandato cumplir con “la innovación, diversificación e inclusión, como gran sombrilla con la cual estará trabajando”.

Para ello, se trabajará en cómo buscar el incremento al valor agregado local, “aquí habremos de trabajar mano a mano con la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, para lograr estímulos fiscales y con el Congreso y el Senado para poder ver qué mecanismos vamos a utilizar para poder incentivar el crecimiento de la nación”.

Abundó que las industrias consideradas en esta labor se encuentran: la siderúrgica, la química, la eléctrico-electromecánica, plásticos, dispositivos médicos, automotriz y aeroespacial, que son parte de las áreas que agregan valor a todo lo que son el mercado nacional y de exportación.

Cabildeo en el Congreso

Tatiana Clouthier adelantó que se reunió con el senador Napoleón Gómez Urrutia, presidente de la Comisión de Economía y “se platicó la posibilidad de dar apoyos, si así fuese posible en algunas modificaciones, yo le decía apoyos leyes Covid, en donde tuviéramos peticiones que nos han hecho diferentes empresarios, uno de ellos es la depreciación acelerada, estamos caminando con el senador y habremos de hacer lo mismo en la Cámara de Diputados”, precisó. 

Ernesto Acevedo, subsecretario de Industria y Comercio, informó que se cuenta con incentivos fiscales en la zona norte del país, como el tratamiento específico de las gasolinas y la energía eléctrica, así como tratamiento especial de ISR e IVA; además del decreto del sur- sureste que establece condiciones preferenciales del tratamiento del ISR e IVA, con distintos niveles arancelarios.

Por su parte, la titular de Economía refirió que también se ha hablado con los empresarios sobre la reapertura de la actividad económica, por lo que “con el director del IMSS, Zoe Robledo, quedamos de tener una conversación con el presidente del CCE, Carlos Salazar para analizar el tener negocios seguros y ver qué se abre, y no se queden atrás los más afectados (por la pandemia)”.

Con respecto al fomento a la inversión y a la infraestructura para la consolidación productiva con el Tratado México-Estados Unidos-Canadá (T-MEC), afirmó que “estamos dando pasos muy importantes ya con esta implementación que ha entrado y con el nuevo gobierno de los Estados Unidos de América que entra el día de mañana (miércoles)”.

lilia.gonzalez@eleconomista.mx